Desmienten autoridades de Tepatitlán derribo de árboles para hacer biblioteca

Ante denuncias anónimas, Obras Públicas asegura que será prioritario conservar la zona verde.

Tepatitlán

Activistas anónimos en Tepatitlán habían mostrado en días pasados su preocupación por el eventual derribe de una zona pública arbolada para construir un inmueble, a lo que el titular de Obras Públicas respondió que hay un proyecto para construir una biblioteca en esa zona, pero no se piensa alterar en lo más mínimo el área verde, pues será prioritario conservarla.

Hace unas semanas, autoridades municipales retiraron una malla ciclónica de una zona arbolada ubicada en el cruce de las calles Samartín y Álvaro Obregón, quedando con acceso público el área, sin embargo días después varios de los árboles amanecieron con letreros pegados en sus troncos, pidiendo que no se talaran, se construyera algo en ese lugar o que se volviera a cerrar a la población.

Nadie se hizo responsable públicamente por dichos mensajes, pero recientemente el ayuntamiento anunció un proyecto para construir una biblioteca en ese lugar, con una inversión cercana a los 3 millones de pesos y en una entrevista posterior, el titular de Obras Pública, Oscar Camarena Navarro, explicó que los árboles no corren ningún peligro, como se ha hecho creer a la población, pues el inmueble se construiría en una zona adyacente al área verde, donde actualmente hay solamente tierra y algunos juegos infantiles.

El funcionario refirió que la idea de dejar los árboles al alcance del público fue de él, pues anteriormente pertenecía a una unidad deportiva que se encuentra a unos metros de ahí, pero el área era poco visitada, lo que cambió cuando se recorrió la malla perimetral y los arbustos quedaron a un costado de la vía pública.

“Creemos que los árboles deben ser conservados pero también disfrutados por la gente y recorrimos la malla para que la gente pudiera disfrutarlos y ahora con la biblioteca, la prioridad será conservarlos, por lo que no hay que preocuparse pues seguirán los árboles y con acceso público”, agregó Camarena Navarro.

El proyecto completo incluye internet gratuito y bancas para que la gente pueda conectarse bajo la sombra de un árbol si no quiere entrar a la biblioteca y habrá una buena iluminación por las noches a fin de que el arbolado y la oscuridad no sean usados con otras intenciones por los delincuentes o las “parejitas de novios que anden por ahí”, remató el funcionario.