Desinformación provocará errar en el tema de despenalización de la mariguana

La directora del Centro de Integración Juvenil en Puerto Vallarta señala que las personas requieren saber de los efectos reales que causa el consumo de esta droga. 

Puerto Vallarta

En el tema de la despenalización del uso de la mariguana existe una gran desinformación, lo cual provocará que se tome una decisión equivocada, lamentó Beatriz Barrón Hernández, directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ), en Puerto Vallarta.

Con un cuarto de siglo de experiencia en el tratamiento de dependientes de drogas, la especialista consideró que es necesario que la gente conozca al detalle por qué se busca la despenalización de esta droga, además saber de los efectos reales que se obtienen como consecuencia del consumo de la mariguana, mismos que han sido comprobados científicamente.

Recordó que CIJ se opone a esta medida porque “son muchos más los riesgos que conlleva el consumirla que los beneficios aparentes que tiene como medicación”.

Refirió que se sabe que hay medicamentos más potentes y con mejores resultados que evidentemente no tendrían secuelas o efectos secundarios. “Se decía que la mariguana podría ayudar para el glaucoma y cosas de esas, pero hay otros medicamentos que pueden ser utilizados en vez de, y que no tienen efectos secundarios”.

Señaló que si bien es posible que un paciente con glaucoma que se trata con mariguana pueda sanar su padecimiento, corre el riesgo de quedarse con un problema psicótico o una enfermedad mental de mucha gravedad, de ahí que no vale la pena correr esos riesgos.

Apuntó que el tema se puede ver como el hecho de que al legalizar su consumo se acabarán los problemas de inseguridad, lo cual es totalmente falso, “al legalizarse el uso y consumo irá en crecimiento porque ahorita es la mariguana, al rato va a ser la coca y después la heroína y finalmente son sustancias nocivas para la salud y que en el caso de la mariguana está comprobadísimo que puede producir problemas de esquizofrenia”.

Añadió que desafortunadamente los jóvenes creen erróneamente que por tratarse de una planta, algo natural, no tiene tanto efecto nocivo, pero en la medida que van conociendo los efectos reales que produce su consumo, se dan cuenta de que en definitiva sí hace daño.

Barrón Hernández señaló que dentro de los trabajos preventivos que realiza el CIJ en Puerto Vallarta se busca incursionar el tema de la mariguana a fin de lograr una mayor concientización entre la ciudadanía, incluso el provocar los debates y con esto poco a poco acabar con los mitos que existen al respecto.

Al mismo tiempo, además de esquizofrenia el consumo de mariguana también puede producir otros padecimientos, entre ellos la impotencia sexual, problemas cardiovasculares y una gran variedad de efectos, por lo que, concluye, “definitivamente la legalización del uso y consumo de la mariguana, no es la mejor opción”.

Respecto a la consulta sobre el tema, la directora del CIJ Puerto Vallarta puntualizó que deben darse a conocer todos los puntos de vista, ya que quienes están a favor únicamente valoran la legislación y el hecho de que consideran habrá menos narcotráfico, pero no toman en cuenta la parte de la salud, cuando “es un tema que debe verse de manera global”.

 

OTRAS EXPERIENCIAS

 

Barrón Hernández resaltó que de acuerdo a estudios de la Organización de Estados Americanos (OEA), en países donde la percepción de riesgo sobre el consumo de drogas es alta, la prevalencia de consumo es baja. Por el contrario, donde el riesgo percibido acerca del consumo de drogas es bajo, la prevalencia de consumo resulta ser la más alta.

Asimismo, en países donde la percepción de fácil acceso a drogas es baja, presentan baja prevalencia de consumo. Donde la percepción de conseguir drogas con facilidad es alta, presentan las más altas tasas de consumo.

Indicó que en Holanda se despenalizó la mariguana en 1976 y su consumo se mantuvo estable durante siete años, pero entre 1984 y 1996 se incrementó del 15 al 44%, lo que orilló a las autoridades a reducir la cantidad permitida de 30 a 5 gramos.

En Estados Unidos, la introducción de mariguana médica en el mercado está incrementando la disponibilidad de esta sustancia; entre 50 y 75% de los adolescentes en tratamiento por abuso de sustancias habían usado mariguana originalmente destinada a usos médicos (la cual tiene mayor potencia) con fines recreativos.

El cultivo en casa y el número de dispensarios legales se asocia positivamente con mayores tasas de consumo de mariguana. En 2004/2005, los encuestados de hogares en los estados con leyes para uso de mariguana medicinal fueron 92% más propensos a reportar el consumo en los últimos 12 meses.