Desconfían abogados de elección de ombudsman

Litigantes esperan que no se politice el proceso y que la sociedad civil se interese en esta consulta que es parte de las reformas legales en materia de derechos humanos.
Abogados desconocen si algún colega atendió la convocatoria del Congreso para postularse a dirigir la Comisión de Derechos Humanos.
Abogados desconocen si algún colega atendió la convocatoria del Congreso para postularse a dirigir la Comisión de Derechos Humanos. (Yazmín Sánchez)

Tampico

Abogados de Tampico mostraron desconfianza en la consulta pública para la elección del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (Codhet), consideraron que causará revuelo y que difícilmente los poderes oficiales se mantendrán al margen de la selección del nuevo ombudsman, aunque afirmaron que también depende de la participación ciudadana.

Y es que desde el 5 de noviembre Bruno del Río Cruz presentó su renuncia a la Comisión quedando como presidente interino el secretario técnico José Martín García Martínez, por lo que el Congreso local emitió una convocatoria para consulta pública a partir de la que será elegido el nuevo ombudsman.

En su caso, el presidente del Colegio de Abogados Laboralistas, José Bonilla, dijo que la Comisión necesita gente con solvencia moral para vigilar la aplicación de las recomendaciones en todos los ángulos.

Cuestionado sobre si las autoridades del estado se mantendrán al margen del procedimiento dijo que “no, va a causar revuelo, lo platicamos en la última sesión (del Colegio), si va a haber interés por participar, esperamos que no se politice este nuevo organismo y tenemos la confianza de que se interese la ciudadana, organismos empresariales, políticos y asociaciones civiles”.

Bonilla dijo que predomina un afán de protagonismo que podría afectar la convocatoria, “creo que es necesario que pensemos en todos y no manera particular, es el momento de hacer algo de manera plural”.

Refirió que a nivel nacional la Comisión ha ido de menos a más, tomando en cuenta que los derechos humanos son una modalidad joven, “esperamos que agarre fuerza en la manera que se aplique de manera igualitaria”.

Refirió que una de sus principales expectativas como abogados laborales es que se recorte el tiempo de resolver este tipo de controversias, porque de lo contrario se atenta contra los derechos de cada individuo.

“En el Colegio de Abogados Laboralistas tenemos mucha fe en que la nueva cobertura en derechos humanos que viene presentando el gobierno federal, se debe equilibrar y podamos sentirlo en los tribunales de trabajo. Sentimos que sí puede existir un cambio, estamos viendo que en otros ángulos se están aplicando nuevas reglas y que la ciudadanía tenga el interés para poder vigilar y controlar la aplicación de derechos humanos”, sostuvo.

En su caso, el abogado David Guajardo Bárcenas manifestó que existe un elevado grado de desconfianza en el trabajo que realizan las autoridades, por lo que dudan de la consulta pública para la selección del presidente de la Codhet, así como del consejo ciudadano cuya presidencia no se ha renovado en más de ocho años.

“Muchos abogados no creemos tanto en eso porque el problema es que tenemos falta de credibilidad en las autoridades, 80 por ciento de los delitos no se denuncian porque no se tiene confianza en ellos, hay mucha incertidumbre en cuanto a sus funciones”, expuso. 

Por su lado, el litigante Alfonso Moreno opinó que todo dependerá de las propuestas que se hagan, que tengan experiencia, que la sociedad no se mantenga al margen y opine si conoce a las personas que se proponen para estos puestos.

Consideró que las reformas en el rubro de derechos humanos le van a dar más facultades para hacer cumplir sus determinaciones, “ya no van a ser unas simples recomendaciones, la Comisión no va a ser un ente que solamente observe si se cumplen o no sin que se pueda hacer algo al respecto, ahora la Comisión tiene nuevas responsabilidades y por lo tanto las nuevas personas encargadas de proteger los derechos humanos deben ser especialistas en la materia y sobretodo conocedores de las causas que más necesitan ser protegidas”.

Al igual que Guajardo, Moreno observó que las instituciones enfrentan “grandes problemas por la falta de credibilidad” de parte de los ciudadanos, pero señaló que la CNDH aún conserva su confianza.

“Hay que promover esta confianza y aumentarla para que el ciudadano común tenga la certeza que si hay algún exceso en la función por parte de las autoridades va a ser protegido por este organismo no gubernamental”, indicó.

Moreno comentó que hasta el momento desconoce de algún colega que haya atendido la convocatoria lanzada por el Congreso local para postularse a dirigir la Codhet, “ya se han corrido las invitaciones, pero necesitamos que se llene el perfil correspondiente, que preferentemente sean abogados para que tengan conocimiento sobre las garantías individuales, los derechos humanos y la protección”.