Descartan uso de violencia en el desalojo del vertedero Picachos

El gobierno de Zapopan informó que durante el bloqueo al acceso del vertedero hubo una fricción entre prepenadores y manifestantes, por lo que la policía intervino.  

Guadalajara

Después de que pobladores que mantenían bloqueado el acceso al vertedero de Picachos denunciaron que fueron desalojados a la fuerza por elementos de la Policía Municipal de Zapopan, el gobierno municipal envió un boletín en el que aseguran "no utilizó la fuerza pública ni desalojó a los habitantes que mantenían bloqueadas las vías de acceso al relleno sanitario de Picachos desde el pasado sábado”.

Afirman que ante la presencia de 200 pepenadores existió una fricción entre pepenadores y manifestantes por lo que motivó la presencia de elementos policiales en la zona.

El boletín anuncia que "La autoridad rechaza categóricamente haber intervenido contra quienes con legítimos derechos manifestaban públicamente su inconformidad por la situación ambiental que prevalece en Picachos, por el contrario, se hizo presente en el sitio con el objetivo de resguardar el orden".