Desarrollar robots será para beneficio regional

Ganar el campeonato mundial, para que jóvenes hidalguenses tengan una motivación para estudiar ciencias exactas.
César Santiago Tepatlán destaca la importancia de la tecnología.
César Santiago Tepatlán destaca la importancia de la tecnología. (Cortesía)

Pachuca

El desarrollo de robots no solamente es para ganar una competencia, sino que el verdadero objetivo es que tengan una aplicación para el beneficio social de la región, señaló César Santiago Tepatlán, rector de la Universidad Tecnológica de la Huasteca Hidalguense (UTHH), quien destaca que los países de primer mundo son los que generan tecnología con sentido social.

Ganar el campeonato mundial sirve para que los jóvenes del estado y la Huasteca hidalguense tengan una motivación para estudiar ciencias exactas. Por ello la UTHH ha capacitado a docentes de educación básica y nivel medio superior para que motiven a los niños a estudiar una ingeniería.

Afirmó que los 2 mil 520 alumnos de la UTHH tienen la formación y las capacidades elementales no sólo para competir y aprender jugando, sino que son capaces de formular proyectos de robótica de manera que se desarrolle tecnología que tenga un impacto social positivo dentro de sus comunidades y de la región.

En la Huasteca, agregó, existe producción agrícola para la cual una carrera de mecatrónica es elemental “porque ahora no tendremos que comprar la maquinaria, sino que desde el conocimiento que se tiene en las universidades podremos diseñarlas y sin duda patentar todo ese conocimiento para que el estado de Hidalgo pueda desarrollarse económicamente”. 

En ese sentido dijo que la UTHH desarrolla maquinaria para el procesado del limón ya que la Huasteca es muy basta en cítricos. “Los productores compraban toda esa maquinaria, ahora nuestros alumnos las diseñan, las desarrollan y se las dan a los productores cumpliendo las funciones específicas de lo que necesitan ellos, a lo mejor un poco más sencillas (las máquinas) pero más baratas y son hechas con sus propias manos”. 

Consideró que los proyectos como la Ciudad del Conocimiento impulsados por el gobierno, van a generar conocimiento científico y tecnológico y en consecuencia el desarrollo y registro de patentes. “Hoy en día los países grandes es a lo que le están apostando y es lo que genera la riqueza de los países. Las grandes naciones de primer mundo son las que más desarrolló de tecnología tienen”. Cuando la política social se dirige a esa parte sin olvidar el sentido social y su aplicación con beneficio hacia la sociedad es cuando se cumple el objetivo.

Esa es la siguiente etapa para que se pueda desarrollar tecnología con impacto social, para ello, especificó que las áreas de estudio de la UTHH son metal-mecánica, mecánico-automotriz, mecatrónica, tecnologías de la información, contaduría, desarrollo de cosméticos, gastronomía y construcción.

Dijo que el proyecto con el que ganaron el campeonato mundial de robótica no fue un prototipo, sino únicamente una competencia entre equipos, en la que la parte fundamental es cómo programar al robot, cómo diseñarlo y armarlo. “Eso termina en un prototipo de robot que se somete a la competencia de manera autónoma primeramente, solito el robot se maneja de acuerdo con la programación que ellos le ponen y de acuerdo con las reglas tienen que lograr puntos”.

Luego se pone a prueba la habilidad de los alumnos en la programación del robot para que realice rutinas. Todo ello, señaló, a través de la academia de Robótica se está llevando a las primarias, a la secundarias y a los bachilleratos e incluso se pueden mostrar cuáles fueron “las mañas” para poder ganar las competencias.

Sobre los muchachos que quedaron campeones, mencionó que unos ya están por terminar su ingeniería, otros se encuentran en los últimos semestres, pero el propósito es no perder a esos talentos, sino buscar la vinculación con empresas de robótica como la Vex Robotics, que recluta talentos para que sean los desarrolladores de robots y que sean aplicados en todo el mundo, sin embargo, dijo que tienen todas las capacidades para desarrollar su propia empresa.