Desaprueba titular de la Codhem pena de muerte

"La sociedad no se compone porque mate a uno de los que tuvieron una conducta inadecuada".
Marco Antonio Morales Gómez.
Marco Antonio Morales Gómez. (Montserrat Peñaloza)

Metepec

"La sociedad no se compone porque mate a uno de los que tuvieron una conducta inadecuada", señaló el titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), Marco Antonio Morales Gómez, en referencia a la condena de muerte que emitió Estados Unidos sobre el mexicano Édgar Tamayo.

Respecto a si esas determinaciones del país vecino son reprobables, el funcionario indicó que su postura es de desaprobación a las leyes no solo de Estados Unidos de América sino de cualquier parte del mundo que aplique medidas como quitarle la vida a una persona, "por lo menos yo no estoy de acuerdo con esto".

Édgar Tamayo, originario del estado de Morelos, fue acusado por el asesinato del policía Guy P. Gaddis el 31 de enero de 1994; sin embargo, la defensa del inculpado ha denunciado irregularidades en el juicio, en el que determinaron ejecutarlo con una inyección letal, pese al argumento de su leve retraso mental y que no respetaron sus derechos para defenderse.

Morales Gómez mencionó respecto a la decisión de quitarle la vida "me parece que no es la solución, es como cuando nos duele la mano izquierda, si nos la cortamos se quitó el dolor para siempre, pero también la posibilidad de que tengamos otras actividades".

Es lo mismo con las personas, por tal razón "lo que hay que hacer es reubicar esa conducta, reconsiderarla, retomar la convivencia y tratar de establecer mecanismos de protección en más sentidos, tanto de las víctimas como del victimario".

Aseguró que "siempre habrá algunas soluciones alternativas a la pena de muerte, hay que tratar de reubicar, rehabilitar, resocializar, de recuperar a la persona en la medida en que sea posible, que encontremos los procesos que sean adecuados para que el hombre pueda modificar su conducta".

Son varios los casos en los que el gobierno de Estados Unidos determina la muerte de mexicanos, así como los asuntos en los que policías de ese país asesinan a personas de éste sin tener consecuencias. Tamayo suma otra ejecución pese a la condena del gobierno mexicano.