Rubén Moreira dispuesto a reconocer y corregir errores

El gobernador de Coahuila, dio a conocer que diseñará e instrumentará medidas eficaces para buscar a las personas desaparecidas y atender las demandas de FUUNDEC.
Marcha de FUUNDEC.
Marcha de FUUNDEC. (Alejandro Alvarez)

Saltillo, Coahuila

En un mensaje que hizo llegar a las familias de Fuerzas Unidas por Nuestros Desparecidos en Coahuila (FUUNDEC), una vez que concluyeron una marcha que inició en Torreón, el gobernador Rubén Moreira Valdez, solicitó a la comunidad en general que retome las palabras de la organización, sobre el tratamiento de la información.

Lo anterior, a fin de no generar interpretaciones que puedan distorsionar la realidad y que eventualmente alejen de la prioridad de todos: “diseñaré e instrumentaré medidas eficaces para buscar a las personas desaparecidas y atender las justas demandas de sus familias”.

Indicó que si todos se concentran en ese objetivo, no habrá equivocación: “por mi parte, siempre he estado dispuesto a reconocer y corregir los errores, a crear las condiciones sociales para generar la confianza con las familias y a buscar las mejores soluciones para resolver los retos”.

Señaló que su gobierno recomienda a las familias que designen a un visor, observador u organización nacional o internacional de su confianza para que acompañe los trabajos de búsqueda, pero sobre todo para que auditen, con total transparencia, todo el procedimiento que se lleva cabo en las búsquedas e investigaciones.

“Les reitero la importancia de mantener un esquema de trabajo abierto y transparente".

“Desde el primer momento que conocí el comunicado de FUUNDEC, giré instrucciones a mi gabinete de seguridad para revisar y explicar a las familias los procedimientos que se realizaron en el operativo, con la asistencia y asesoría de la Policía Federal Científica, por lo que seguiré permanentemente comprometido”, expuso.

Dijo que lo que se ha construido en Coahuila, es producto de la participación, deliberación y acuerdo social con las familias: “ha sido el proceso de aprendizaje más relevante que el Estado Mexicano, ha realizado en materia de personas desaparecidas”.

“Les reitero la importancia de mantener este esquema de trabajo abierto y transparente para dilucidar todos los cuestionamientos y así reanudar los trabajos de la agenda que hemos construido a partir de las demandas de las familias”, enfatizó.

Moreira Valdez, dijo que la desaparición de personas constituye la más grave violación a los derechos humanos, donde quiera que este hecho ocurra.

Añadió que es una terrible tragedia humanitaria que gobiernos y sociedades deben reconocer y afrontar para garantizar la vida e integridad de las personas.

Prioridad, garantizar derechos de las familias y desaparecidos

Destacó que significa destinar todos los recursos que hagan falta e instrumentar políticas eficaces para garantizar la búsqueda efectiva de quienes han sido separados de sus familias y para que la sociedad entera pueda acceder a la verdad, justicia, atención especializada y reparación integral.

“Desde el inicio de mi mandato reconocí la dimensión de este problema, conforme a las recomendaciones del Informe de Misión a México del Grupo de Trabajo de Desaparición Forzada que conformó Naciones Unidas”, manifestó.

Respecto al comunicado que el pasado 10 de febrero emitieron integrantes de FUUNDEC, reiteró su interés, voluntad política y compromiso institucional de buscar y encontrar a los seres queridos de quienes han sufrido la violencia generada por las desapariciones forzadas.

“Les reafirmo mi solidaridad y les aseguro que entiendo el dolor que produce en ustedes la información difundida a través de videos que muestran escenas del operativo de búsqueda que se llevó a cabo hace algunos días, en la zona norte de nuestro Estado”, expresó.

Puntualizó que esas labores periodísticas no representan la realidad desarrollada en las investigaciones y tampoco forman parte del registro pericial. “Por ello, he girado instrucciones precisas para esclarecer lo sucedido, poniendo a disposición del Grupo de Trabajo de Coahuila todas las incidencias de lo ocurrido”.

En ese contexto, subrayó que antes de juzgar con severidad el trabajo de las autoridades, vale la pena darse la oportunidad de llevar a cabo un ejercicio transparente y confiable para explicar, entender y contextualizar cada una de las escenas que aparecen en los videos que difundieron los medios de comunicación.

“Les reitero la importancia de mantener este esquema de trabajo abierto y transparente para dilucidar todos los cuestionamientos y así reanudar los trabajos de la agenda que hemos construido juntos a partir de las demandas de las familias”, concluyó.