"Nuestros hijos no tienen precio"

Margarita Zacarías, una de las 43 madres que perdió a sus hijos, aseguró que el gobierno no solo ha contado mentiras en lo referente a Ayotzinapa, también ha ofrecido dinero para "aplacarlos".
Una de las integrantes de la caravana norte de los 43 padres de Ayotzinapa acusó al gobierno de ofrecer dinero para acallar las protestas.
Una de las integrantes de la caravana norte de los 43 padres de Ayotzinapa acusó al gobierno de ofrecer dinero para acallar las protestas. (Silvia Ayala )

Durango, Durango

"Que el gobierno sepa que seguimos de pie y que seguiremos en esta lucha, sin importar a donde tengamos que llegar, porque nosotros no podemos dejar a nuestros hijos en el olvido".

"Son lo más sagrado que tenemos y por eso nos mantendremos en pie de lucha y no descansaremos hasta que se haga justicia", afirmó Margarita Zacarías, una de las 43 madres de familia que el pasado mes de septiembre del 2014, perdieron a sus hijos luego de que fueran desaparecidos en la comunidad de Iguala, Guerrero.

En plena plaza de Armas de la ciudad de Durango, la caravana norte ofreció una rueda de prensa donde detallaron que desde hace 15 meses iniciaron la lucha por encontrar a sus hijos y hoy recorren el país, en busca de apoyo de organizaciones y sociedad en general para continuar con el movimiento que los lleve finalmente a encontrar la verdad sobre la desaparición de los 43 estudiantes.

"Siempre han dicho que a nuestros hijos los mataron y los incineraron, pero sabemos que es una mentira y no podemos irnos a nuestra casa a sentarnos sin saber nada de ellos".

Margarita señaló que jamás se cansarán de alzar la voz para que el mundo conozca todo lo que han vivido en estos 15 meses, en los que el gobierno no ha dado una sola respuesta agradable para ellos y al contrario siempre ha tratado de poner obstáculos a los expertos independientes para que no sigan con la investigación.

"Que el gobierno sepa que nosotros no creemos en ellos y todo lo que ha dicho, porque son viles mentiras que inventan, porque siempre han dicho que a nuestros hijos los mataron y los incineraron, pero sabemos que es una mentira y no podemos irnos a nuestra casa a sentarnos sin saber nada de ellos", dijo.

De igual manera, Margarita quien acompañaba a la caravana norte de los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos, sentenció que sus hijos no tienen precio, mientras que el gobierno siempre ha tratado de darles dinero para que ya no digan nada.

"Y nos aplaquemos, pero yo les digo que nuestros hijos no tienen precio y seguiremos en esta lucha y exigimos al gobierno que se investigue a los militares, pero cuando los interroguen que nuestros expertos estén presentes y eso exigimos ahora", afirmó.

Este grupo habrá de reunirse a lo largo del día con diferentes grupos y organizaciones de manera privada para entablar lazos y contar con su apoyo, a fin de continuar con su movimiento hasta en tanto no se esclarezca el caso Ayotzinapa.