Un día duró el desalojo de ambulantes en Madero

Ante la falta de inspectores por parte del Ayuntamiento del municipio, hace que los vendedores regresen a colocarse en la zona federal, haciendo caso omiso a las autoridades.
Pese a haber sido desalojados, vuelven a instalarse.
Pese a haber sido desalojados, vuelven a instalarse. (Yazmín Sánchez)

Ciudad Madero

La falta de personal por parte del Ayuntamiento de Madero en el área de Ingresos, hace que vendedores se vuelvan a colocar en la zona federal del área de la plazoleta y escolleras, haciendo caso omiso a las autoridades.

Pese a que el domingo dentro de un operativo se retiraran a varios ambulantes del lugar, estos regresaron a instalarse, ante la situación el director de Ingresos Humberto Guarneros, reconoció que no cuentan con el personal suficiente para cubrir todo el municipio, pues tienen solamente cuatro inspectores y no alcanzan a cubrir.

"Esa zona es de API, pero como municipio di un permiso y se llegó un acuerdo con los líderes y con los mismos comerciantes que no han respetado, porque nosotros dimos lugares; son alrededor de seis negocios y tampoco hay sanciones, aquí lo único que hay que hacer es negar los permisos", explicó.

Cabe hacer mención que los negocios que están sobre la banqueta por el lado de la playa, se encuentran obstruyendo el paso de las personas con mesas y sillas, situación que las hace caminar a los paseantes sobre el boulevard, exponiéndose a un accidente.

En playa Miramar se incrementó la presencia de efectivos federales para reforzar la seguridad, indicó la Dirección de Protección Civil en la urbe petrolera, además de que se procedió a retirar ambulantes colocados en la zona de Escolleras, debido a que se trata de una zona federal.

El movimiento se hizo entre personal de la Gendarmería y personal del área de Ingresos, esto se definió tras una petición del municipio de Madero realizada la semana pasada, durante una reunión del alcalde con mandos de las diferentes corporaciones de seguridad, además del registro de robos contra turistas en el máximo paseo turístico de la zona sur de Tamaulipas.

El operativo de desalojo se llevó a cabo alrededor de las 2 de la tarde del pasado domingo, como parte de las acciones emprendidas por la Policía Federal y el municipio, puesto que los comerciantes informales tenían como costumbre ubicarse cada fin de semana en dicha parte del paseo, sin embargo este martes la falta de vigilancia permitió que estos volvieran a instalarse.