Desalojan a 40 familias de predio federal en Ecatepec

Habitaban viviendas edificadas con tablas y láminas de cartón y su forma de ganarse la vida, es la recolección y almacenamiento de desechos.
El lugar es conocido también como “cartolandia”.
El lugar es conocido también como “cartolandia”. (Archivo)

Ecatepec

Unas 40 familias dedicadas a la pepena y que se establecieron en el asentamiento conocido como "La Ciudad Perdida", ubicada en los márgenes del Gran Canal del Desagüe de aguas negras, en San Francisco Xalostoc, fueron desalojadas de manera pacífica por elementos de la policía municipal, personal de obras públicas y del jurídico.

El lugar conocido también como "cartolandia", ubicado en las orillas del Gran Canal, a la altura de la colonia San Francisco Xalostoc, a una cuadra de la avenida Vicente Lombardo Toledano, llevaba más de 20 años ocupando un predio de propiedad federal que finalmente fue desalojado.

Los integrantes de poco más de 40 familias habitaban viviendas edificadas con tablas y láminas de cartón y su forma de ganarse la vida, es la recolección y almacenamiento de desechos, que tras ser separados, son vendidos como cartón y botellas de pet.

Las personas de este lugar son también conocidas como "burreros" y convirtieron por muchos años las márgenes del Gran Canal del Desagüe en un tiradero clandestino.

La desocupación de este terreno se hizo con la ayuda de efectivos de la policía municipal, de máquinas retroexcavadoras y personal del departamento jurídico y a cada familia se le otorgaron 5 mil pesos para el pago de una renta, en lo que consiguen otro lugar para vivir.

Vecinos de colonias aledañas a este lugar en diversas ocasiones se quejaron de las afectaciones que provocó la gente que vivía en "Cartolandia", quienes instalaban los denominados "diablitos" para tener energía eléctrica, así como propiciar un foco de infección con los desechos que se arrojaban al Gran Canal.

Los quejosos también se alegraron de que estas personas ya no ocupen este terreno, pues advirtieron que son muchos los viciosos que habitaban en ese lugar y que esperan que por las noches ya no se registren más los nauseabundos olores que emanaban de todos los desechos vertidos en el canal de aguas negras.

Uno de los pepenadores, quien pidió no dar a conocer su nombre comentó que las autoridades les dijeron que tenían que ser reubicados de esta zona, porque por ahí va a pasar la nueva autopista.