Desalojan a familias del multifamiliar de Astilleros de Marina

El 50% de los habitantes se negó a salir pues dicen que los enviarán a Altamira.
Personal de Marina y PC intervinieron en el desalojo.
Personal de Marina y PC intervinieron en el desalojo. (YAZMÍN SÁNCHEZ)

Tampico

Debido al proyecto de expansión del Astillero de Tampico se pretende reubicar a 30 familias que habitan en un complejo habitacional en la colonia Morelos, sin embargo la mitad de los involucrados no se quiere salir porque aseguran que los enviarán a Altamira y “está muy lejos”.Fue en punto de las 08:00 horas cuando el personal de Marina y elementos de Protección Civil de Tamaulipas acudieron a los Multifamiliares de Marina, ubicado a un costado de los astilleros, en la colonia Morelos.

El motivo para desalojarlos según Carlos Montiel Saeb, director general del Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanismo (Itavu), es que Astilleros de Marina tiene un proyecto de ampliación y requiere del espacio que ocupan las 30 familias.“Se busca duplicar su producción aquí en donde se están fabricando los barcos, duplicar su producción y su mano de obra y eso es benéfico precisamente porque duplicarán su planta laboral y es algo que nos va a beneficiar”.

Por su parte Pedro Benavides Benavides, coordinador general de Protección Civil de Tamaulipas, indicó que los edificios que tienen más de 50 años están en malas condiciones en su estructura por tal motivo es importante la reubicación con el fin de evitar tragedias.Fabiola Cárdenas, habitante en dicho multifamiliar desde hace 48 años, dijo que no los pueden sacar de ahí porque la propiedad se les entregó como decreto presidencial por parte de Adolfo Ruiz Cortines, tras la inundación de 1955 que causó el ciclón Hilda.“Sabemos, pero cada uno lo mantiene, sabemos que astilleros quiere el terreno pero lo que no queremos es ir a Santa Amalia (un fraccionamiento ubicado en Altamira, a aproximadamente hora y media de Tampico en autobús)”, recalcó quien resiste a irse.Micaela González Salomón, es otra de las vecinas que a pesar de su inconformidad decidió aceptar la propuesta de cambiarse de casa, aunque esto le acarree más gastos en cuestión de pasajes ya que trabaja en la Morelos como despicadora de camarón.“Se los llevan hasta Santa Amalia, son dos horas de camino. Las escuelas, trabajo y todo esto está aquí.

Pero eso no lo entiende el gobierno”, enfatizó la madre de 3 hijos que estudian la primaria y secundaria, a quienes no piensa cambiar hasta la urbe industrial.Itavu estatal informó que se construyeron 30 casas en Santa Amalia con una inversión de 5 millones 700 mil pesos. Cada vivienda tiene un valor de 190 mil pesos pero los reubicados solamente pagarían 60 mil pesos.“Ellos los que van a hacer es pagar 60 mil pesos de los 190 mil pesos de la casa, ellos van a pagar 500 pesos mensuales sin intereses”, explicó Montiel Saeb, quien indicó que ya desde hace dos años había planes de reubicarlas. Oscar Guajardo, director del área jurídica de Itavu, fue el encargado de dialogar con la gente inconforme ya que hubo personas que se mantuvieron en la postura de “no queremos irnos hasta Santa Amalia”.De las 30 familias que habitaban el fraccionamiento solamente ocho personas continuaban con la postura de continuar viviendo en la Morelos.