Derrame por robo de gasolina se convierte en bomba de tiempo

Cierran carril de la carretera Silao-Irapuato debido a un enorme charco de gasolina ya que cualquier chispa podía generar un severo incendio.
Delincuentes ponen en riesgo a la población con el robo de combustible.
Delincuentes ponen en riesgo a la población con el robo de combustible. (Archivo)

Silao, Gto

Un grupo de guachicoleros provocó una fuga de miles de litros de gasolina de un ducto de Pemex en el poliducto Salamanca-León. Bomberos de Silao, personal de Pemex, Policías Federal y Militares atendieron a tiempo el reporte.

Hubo mucho riesgo, dicen autoridades, incluso tuvieron que cerrar un carril de la carretera Silao-Irapuato debido a que personal de Pemex advirtió de cualquier chispa que pudiera generar algún vehículo, generaría un severo incendio.

Miles de litros de gasolina formaron un enorme charco en la zona.

Por cerca de una hora, del ducto salía un chorro de gasolina que alcanzaba los 10 metros del altura, contaron autoridades.

La fuga de gasolina estaba entre el retorno del parque industrial Fipasi y el hotel Gran Sol, en territorio de Silao.

El reporte de la fuga de gasolina fue a las 8:00 de la mañana de este sábado.

A través de su página de internet, horas después de la fuga personal de Pemex informó que ya tenían controlado el derrame de combustible provocado por toma clandestina.

Detalla el informe que personal especializado del sector Ductos Bajío de Pemex Refinación controló un derrame de combustible provocado por una toma clandestina en el poliducto Salamanca-León, en el municipio de Silao, Guanajuato.

Como medida de control, Pemex suspendió temporalmente la operación del poliducto, bloqueando las válvulas de seccionamiento Silao y Río Guanajuato.

Cabe señalar que el derrame se presentó en un costado de la carretera federal Silao-Irapuato, por lo que momentáneamente se cerró a la circulación el carril de baja velocidad. El hidrocarburo derramado se recuperó con una unidad de presión-vacío.

Técnicos de la paraestatal realizan trabajos para la eliminación de los artefactos colocados ilícitamente y la reparación del ducto afectado.

Se contó con el apoyo de Bomberos Municipales, Policía Federal, Ejército Mexicano y Policía Municipal.

El área jurídica de la paraestatal tomó conocimiento de los hechos y presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal, para efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades.

A fin de recibir denuncias anónimas de estos hechos ilegales, Petróleos Mexicanos ha puesto a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01 800 228 96 60 y el número 01 800 522 73 63.