Diseñan protocolo de buen trato a menores infractores

La Comisión de los Derechos Humanos de Coahuila establece una serie de procedimientos y buenas prácticas que deberán llevar a cabo las corporaciones de seguridad pública.
Banda de ladrones detenida en Acuña.
Resulta obligatorio e indispensable que la autoridad respete, proteja y garantice los derechos humanos. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila, ha diseñado un "Protocolo para Corporaciones de Seguridad Pública sobre la Detención de Menores Infractores".

El cual establece una serie de procedimientos y buenas prácticas que deberán llevar a cabo las corporaciones de seguridad pública al momento de realizar una detención de un menor de edad, además de diseñar una "Cartilla de derechos que asisten a las personas detenidas".

Del 28 de mayo de 2013 y hasta el 31 de octubre del presente año, se han recibido más de 800 quejas que fueron calificadas como detención arbitraria.

La recomendación va enviada al comisionado estatal de seguridad, al Procurador de Justicia del Estado de Coahuila y a la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia además de los responsables de la Seguridad Pública en los municipios

Resulta obligatorio e indispensable que la autoridad respete, proteja y garantice los derechos humanos, por lo que para ello, es por demás necesario emitir el "Protocolo para Corporaciones de Seguridad Pública sobre la Detención de Menores Infractores".

Atendiendo a que el objeto de esta Comisión es el coadyuvar al establecimiento de las garantías necesarias para asegurar que los Derechos Humanos de las personas que se encuentren en el territorio el Estado de Coahuila, sean reales, equitativos y efectivos, de conformidad con el artículo 18 de la ley que rige su actuar.

"Si bien es cierto existen criterios fundamentales que rigen el actuar de las fuerzas del orden en materia de detenciones, también lo es que en ninguna legislación se establece un procedimiento específico, manual o guía de actuación para las corporaciones policiacas, al momento de detener a un menor de edad", señala.

La Comisión es sabedora de que, tanto para la autoridad estatal y municipal, la protección a los derechos humanos no sólo es una obligación legal sino una prioridad de quienes encabezan sus administraciones.

Del 28 de mayo de 2013 y hasta el 31 de octubre del presente año, se han recibido más de 800 quejas que fueron calificadas como detención arbitraria y se han emitido un total de 19 recomendaciones en las que se acreditó la violación al derecho a la libertad de las personas en la modalidad referida.

Atento a las estadísticas señaladas en el párrafo que antecede, la vulneración al derecho humano a la libertad en la modalidad de detención arbitraria, es consecuencia de la falta de cumplimiento de los deberes, atribuciones, funciones y obligaciones establecidas para los agentes del Estado, en el marco jurídico vigente.

Esta Comisión de los Derechos Humanos sabedora de que, tanto para la autoridad estatal y municipal, la garantía y protección a los derechos humanos no sólo es una obligación legal sino una prioridad de quienes encabezan sus administraciones, destaca la necesidad de que se atienda, en forma debida, la conducta explayada por algunos de los agentes policiacos que al momento de realizar alguna detención, contravienen las normas constitucionales e internacionales en materia de derechos humanos.