Madre denuncia al Hospital General en Derechos Humanos

María Guadalupe Sánchez Guardado perdió a su bebé. La pequeña había nacido sana, según lo informado por los médicos, pero 7 días después perdió la vida repentinamente.
Interponen denuncia en CEDH contra HG Torreón, por la muerte de una bebé.
Interponen denuncia en CEDH contra HG Torreón, por la muerte de una bebé. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

María Guadalupe Sánchez Guardado acudió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos con sede en Torreón, para interponer una queja en contra de Hospital General y a quien resulte responsable.

Esto, debido a que su hija nació el 13 de julio y murió el 21, duró con vida una semana.

El acta de defunción marca como causa de muerte un choque séptico, luego de estar internada en la unidad de cuidados intensivos para neonatos de este hospital.

"Yo me alivié el 13 de julio, los doctores dijeron que mi niña estaba sana y bien, recomendaron tenerla en observación en el área de cuidado de neonatos porque no lloró inmediatamente después de nacer, el primer día le pusieron oxígeno, al segundo día ella ya pudo respirar y el pediatra que lo atendió dijo que estaba bien, por precaución estaría en observación".

La madre estuvo al pendiente de su hija, la recomendación de los especialistas fue que esperara que la bebé comiera por sí sola, para que ya pudiera llevársela a su casa.

María Guadalupe Sánchez Guardado aclaró que tiene 19 años, que el bebé fue muy querido y planeado, lo buscaron por más de 2 años y medio.

El miércoles a las 9 de la noche le pidieron que llevara plasma urgentemente, ya que la niña estaba arrojando sangre por la boca.

María Guadalupe compartió que ella se movió de inmediato a conseguirla, ya que el banco de sangre del Hospital General opera de manera intermitente.

Finalmente la consiguió en la Cruz Roja ese mismo día, el jueves al medio día que fue a ver a su bebé, se enteró que el plasma que le fue solicitado con urgencia, 24 horas después no había sido aplicado a su hija.

"Ese mismo día por la noche se comunican para decirme que fuera al hospital, que ocurrió una situación".

"Corrimos al hospital y al llegar nos informaron que a la niña le fallaron sus pulmones y corazón, que falleció y no pudieron hacer nada, sin embargo, en el acta de defunción dice que la muerte de mi niña fue a las 8:38 de la noche y a mi me avisaron hasta las 11:15, ahí claramente dice que fue por un choque séptico".

Aseguró que antes de eso, los doctores siempre le aseguraron que el estado de salud de su hija era óptimo, que la estancia en el área de neonatos era para observar que todo estuviera bien, nunca le advirtieron de una infección o problemas de ningún tipo.

Al cuestionar a la madre el peso de la bebé al momento de nacer, dijo que fue de 2,500 kilos, midió 43 centímetros, "fue de la noche a la mañana, se complicó todo y de repente nos informaron que falleció".

María Guadalupe Sánchez Guardado aclaró que tiene 19 años, que el bebé fue muy querido y planeado, lo buscaron por más de 2 años y medio.

Siempre acudió a sus controles prenatales, siguió todos los consejos de los médicos, se vitaminó, tomó ácido fólico, llevaba un régimen alimenticio para que la bebé naciera bien, no se explica la causa repentina de la muerte y ahora busca encontrar a los culpables.