Derechos de agua ya estaban vendidos

Debido a que en las administraciónes pasadas se lucró ilegalmente con lo que les pertenecía a los ejidatarios, no se puede cumplir el contrato que se firmó en octubre del año pasado.
Actualmente, ejidatarios con el apoyo de los gobiernos estatal y municipal se han dado a la tarea de recuperar algunos de los derechos que se encontraban rentados.
Actualmente, ejidatarios con el apoyo de los gobiernos estatal y municipal se han dado a la tarea de recuperar algunos de los derechos que se encontraban rentados. (Cecilia Rojas)

Lerdo, Durango.

Conforme a un expediente penal, que se ventila en la agencia del Ministerio Público del fuero común de la Vicefiscalía, la ex comisariada del ejido Lerdo, Adriana Rosales Andrade, vendió hasta dos ocasiones 101 derechos de agua rodada, de ahí que las autoridades de los tres niveles de gobierno no pueden construir la noria que sería operada por particulares y no por los ejidatarios.

En el periodo 2009 – 2015 de los 115 derechos, sólo 14 fueron aprovechados por los ejidatarios, los 101 restantes se vendieron o rentaron de manera ilegal por los Comisariados Ejidales en turno.

Lo anterior se deriva y se sustenta de la denuncia penal que  fue interpuesta en la Agencia del Ministerio Público de Delitos Patrimoniales de la Vicefiscalía Región Laguna con número de Averiguación Previa Penal 1211/2014.

De acuerdo al expediente en mención, la denuncia quedó sentada por la disposición sin autorización de la Asamblea de los derechos de agua del Ejido Lerdo.

Es justo mencionar que ahora la ex comisariada, Adriana Rosales Andrade,  por medio de manifestaciones y utilizando la falta de conocimiento del actual comisariado ejidal, Simón González Mijares, y a unos veinte campesinos, trata de encubrir el daño patrimonial que le ocasionó a todos los campesinos con la venta de los 115 derechos de agua rodada que hoy en día hasta tienen doble venta.

Inclusive, otro involucrado en este delito grave, es el ex comisariado, Eusebio Triana Ramos, quien también vendió los mismos derechos sin autorización de la asamblea  para convertirse en doble venta y un grave problema y afectación para los campesinos.

En base al expediente en el año 2008, el Ayuntamiento de Lerdo adquirió 115 derechos de agua que le fueron entregados al Ejido Lerdo, para lo que se invirtieron 1.5 millones de pesos.

Por tal motivo, el 15 de noviembre de 2015, Ubaldo Marrufo Cabello (Presidente del Consejo de vigilancia del ejido Lerdo), interpuso una denuncia de hechos en contra de los comisariados ejidales.

Dicha renta o en su caso venta se hizo de manera ilegal ya que los contratos no fueron avalados por la Asamblea de ejidatarios lo que se convirtió en un delito grave.

Por ello, la denuncia quedó sentada por la disposición, sin autorización de la Asamblea de los derechos de agua del Ejido Lerdo, de ahí que los dos ex comisariados, Adriana Rosales Andrade y Eusebio Triana Ramos, engañaron a la mayoría de los ejidatarios, quienes  no tenían conocimiento de las transacciones, por lo que tampoco fueron partícipes de los recursos económicos emanados de la renta o venta de los derechos de agua.