Derechos Humanos abre expediente a la maestra

La profesora le puso un apodo a una niña que sufre obesidad; la madre exige una disculpa pública y que la castiguen.
La Escuela Primaria Quetzalcoatl es la escuela donde trabaja la maestra.
La Escuela Primaria Quetzalcoatl es la escuela donde trabaja la maestra. (Archivo)

León, Gto.

Confirmó la Procuraduría de los Derechos Humanos que de manera oficiosa abrió un expediente de investigación por el caso de la maestra que supuestamente le dijo un apodo ofensivo a una niña de cuarto de primaria, frente a sus compañeros. La menor ya no ha querido ir a clases y tampoco quiere alimentarse bien.

Personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos confirmó a MILENIO que abrió el caso de manera oficiosa, que invitan a la madre de la menor a ratificar la queja con ellos pero que de todas formas en lo inmediato se darán a la tarea de buscar a la madre de la niña y también a la maestra que se vio involucrada en este hecho.

Él caso fue dado a conocer a MILENIO por la madre de la menor quien dijo de que una profesora de una primaria de la colonia Los Ángeles I, con un apodo que supuestamente le dijo a la niña de cuarto grado la lastimó emocionalmente al grado que la menor ya no quiere regresar a clases, incluso ya no quiere ni comer bien.

La mamá de la menor fue a reclamarle a la profesora y sólo se disculpó y según una grabación de audio que hizo la madre de la alumna, la maestra aceptó haberle dicho a su hija un apodo porque dice que se confundió con el nombre y apodos de la cantante Lucero.

La escuela donde ocurrió esto se llama Quetzalcoatl y está ubicada en la esquina de las calles Estambul y Egipto de la colonia Los Ángeles I
“Mi hija se llama Lucerito, el martes 8 de abril la maestra la ofendió diciéndole un sobrenombre. La niña venía de unas canchas deportivas y en el autobús la maestra le preguntó cómo se llamaba, mi hija le dijo que Lucero y le dijo Lucerdito entonces fue una ofensa muy grave para ella porque los compañeros comenzaron a burlarse y fue tan delicado que ya no quiere alimentarse bien y no se siente bien de ir a la escuela”, dijo la madre de la niña.

Agregó la mujer que su hija le comentó al director de la escuela lo que le había dicho la maestra y no hizo nada, “lo que quiero es que se haga justicia, que sancionen a la maestra, que le pida una disculpa pública a mi hija porque fue muy grave la ofensa, ahorita la niña ya no quiere ir a la escuela porque los compañeros la ofenden no ha querido alimentarse bien, ella tiene problemas de obesidad pero no es justo lo que le dijo la maestra se supone que están para evitar el bullyng y educar”.      

La maestra señalada por estos hechos se llama Ma. Magdalena Villegas Pérez tiene unos 35 años de edad  y ni siquiera es la profesora de la menor afectada, ella da clases a alumnos de tercero de primaria.