Depresión, mal que afecta al estado de ánimo de la persona

Para que se diagnostique este trastorno deben presentarse síntomas de un cuadro depresivo de manera continúa por más de 15 días.
La depresión se presenta hasta en uno de cada diez mexicanos
La depresión se presenta hasta en uno de cada diez mexicanos (Milenio Digital)

Guadalajara

Tristeza, llanto frecuente, sensación de vacío, creer que la vida ya no tiene sentido. Aislamiento, mucho sueño o falta de sueño, problemas con los hábitos alimenticios, desgano y desinterés por lo cotidiano y lo que solía gustar son los síntomas comunes de la depresión, una enfermedad que afecta el estado de ánimo, y que se presenta hasta en uno de cada diez mexicanos, según datos del Instituto Nacional de Psiquiatría “Dr. Juan Ramón de la Fuente”.

Sin embargo, por considerar que estar deprimido es algo normal que “se quita solo” y no una enfermedad, muchas personas no acuden al médico y sobrellevan el padecimiento por años, hasta presentar un grado de depresión severa que los lleva a la postración, al aislamiento o al suicidio en los casos más extremos, señaló la jefa del Departamento de Promoción y Prevención del Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme), Mónica Morales Chávez.

Para que se diagnostique este trastorno deben presentarse los síntomas del cuadro depresivo antes mencionados por más de quince días y de manera continúa, constante, agregó la entrevistada. Opinó que la gente requiere tener información sobre qué es la depresión y aprender a diferenciarla de la tristeza “un sentimiento normal y pasajero” ante un conflicto familiar, de pareja, laboral, o cualquier perdida (de un empleo, de una relación, de un ser querido).

Las causas de la depresión son múltiples.  “Hablamos de factores neurobiológicos, cuando hay a nivel biológico una cuestión que la está desencadenando. Incluso algún factor de herencia. Si a esto agregamos los problemas económicos, los problemas de pareja o familia, la violencia… las condiciones sociales que estamos viviendo hoy tienen mucho que ver y desafortunadamente se está incrementando la enfermedad, pero es multicausal”, insistió.

Maestra en Ciencias de la Salud Pública y Psicología, Mónica Morales explicó que la depresión puede presentarse tanto en mujeres como en varones, y a cualquier edad, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y en la tercera edad.

“Aparentemente es mayor la incidencia en mujeres, por factores culturales y hormonales, pero en realidad también afecta a los varones quienes acuden menos a consulta y por tanto no se registran. La consecuencia es una mayor tasa de suicidios consumados en hombres”, anotó.

¿Cuándo es tiempo de acudir al médico?

“Desde el momento que la persona está sufriendo a nivel emocional, hay que buscar ayuda. Si me estoy sintiendo triste de manera frecuente no tengo porque esperar”, aseguró Morales Chávez, tras destacar que en Jalisco se puede acudir a la unidad médica de referencia o bien llamar a la línea de intervención en crisis, donde un especialista va a dar la contención emocional vía telefónica, y orientará a dónde acudir para recibir tratamiento, buscando la unidad de salud mental más cercana a su domicilio.

Por esta línea de intervención en crisis se reciben al año 7 mil llamadas sobre distintas problemáticas, pero el 10 por ciento de ellas corresponden a depresión e ideación suicida.

Melancolía navideña

El Salme declaró esta semana que no existe la depresión navideña, aunque instancias como el INP, sostienen lo contrario. Al respecto, la entrevistada enfatizó que ciertamente en la época de Navidad, muchas personas sienten melancolía y nostalgia por lo que ya no tienen. Por estas fechas afloran recuerdos de la infancia, de seres queridos que ya fallecieron o están lejos, pero este sentimiento no es  por fuerza una depresión.

“Es importante aclarar, en esta temporada se incrementa la sensibilidad y la gente tiene mayor nostalgia. Es necesario transmitir que es algo que se va a sobrellevar”.

En cuanto al clima, Morales comentó que en México y Latinoamérica se tienen condiciones muy diferentes a los países nórdicos de largas noches y poco sol. “Esto aquí no sucede, influye más la situación económica y la falta de una red de apoyo. Hoy vivimos más desvinculados, más aislados”, sostuvo.