Deportivo Venustiano Carranza, primer espacio público “de lujo”

El lugar, considerado el más antiguo de la Ciudad de México, reabrirá sus puertas el próximo 20 de noviembre, cuando cumpla 85 años; se invirtieron 46 mdp en la remodelación.
Las cuotas servirán también para el mantenimiento de la alberca.
Las cuotas servirán también para el mantenimiento de la alberca. (Especial)

Ciudad de México

Con una inversión de 46 millones de pesos, el deportivo Venustiano Carranza reabrirá sus puertas para ser el primer espacio público “de lujo”, aseguró el jefe delegacional, José Manuel Ballesteros.

El próximo 20 de noviembre el deportivo, inaugurado en 1929 por el entonces presidente Emilio Portes Gil y considerado el más antiguo de la Ciudad de México, cumplirá 85 años.

El histórico lugar se encuentra en un terreno de 6 mil metros cuadrados  y ha funcionado como lugar de entrenamiento para figuras del deporte mexicano, entre ellas El Cavernario Galindo, luchador profesional y campeón nacional semipesado en 1949.

Desde hace más de un año inició la remodelación y construcción de las nuevas instalaciones de lo que en 1936 fuera la sede de la primera escuela de educación física en América Latina.

Las instalaciones remodeladas tienen un nuevo edificio en el que se encuentra el gimnasio, que será equipado en los próximos días con caminadoras, bicicletas fijas, elípticas, además de que en la planta baja están los vestidores, el sauna y una tina de hidromasaje. Atenderán al menos a 8 mil personas mensualmente, asegura el jefe delegacional.

El histórico lugar que fue centro de adiestramiento militar en 1942 como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, según narró a MILENIO el cronista oficial de la demarcación José Merced Estrella, será ahora el primer deportivo de lujo y semillero de deportistas olímpicos.

Con un costo de recuperación de 280 a 300 pesos mensuales, los habitantes de la demarcación y del resto del Distrito Federal podrán utilizar la alberca y el gimnasio, en tanto la pista de tartán de 400 metros y la cancha de futbol soccer y americano serán de libre acceso.

En un recorrido hecho por MILENIO por la cancha se comprobó que fue cubierta con 6 mil 380 metros cuadrados de pasto sintético, mientras que a la pista de 400 metros se le puso tartán, material utilizado en los espacios de atletismo profesionales.

“Las cuotas de recuperación son eso, cuotas, el gobierno no lo ve como un tema de beneficio. Nosotros no le buscamos ninguna utilidad, lo que recuperamos es para pagar a los profesores, para el mantenimiento de la alberca, los químicos que se utilizan, el servicio que muchas veces terminamos poniendo del presupuesto. Lo que queremos es que sea autoadministrable, que con los recursos que el usuario pague se puedan mantener las instalaciones, porque aquí lo importante no es hacerlo bonito, sino conservarlo bonito”, dijo Ballesteros.

El espacio que estaba deteriorado y en abandono, según el jefe delegacional, es parte de los ejes de la actual administración, que, aseguró, busca fomentar el deporte entre los habitantes de la demarcación, pensando principalmente en los niños y jóvenes.

Lo anterior fue pensado luego de que los niños de la demarcación han ganado consecutivamente la Olimpiada Nacional. En 2013 obtuvieron 44 medallas, mientras que en el DF han sido campeones por siete años consecutivos. Por ello, el objetivo es que la delegación sea semillero de atletas de talla internacional.

Los deportistas tendrán un espacio adecuado para practicar  diferentes disciplinas, por lo que se destinarán 4 mil becas y los principales beneficiarios serán estudiantes de nivel básico. Los apoyos serán desde 50 y hasta el ciento por ciento, detalló Ballesteros.

Sin embargo, a pesar del “bajo costo” hay quienes no están dispuestos a pagar los 280 o 300 pesos de “cuota de recuperación”.

Los usuarios del deportivo que desde su cierre por remodelación practican ejercicio en el estacionamiento del  lugar, aseguran que debe ser completamente gratuito.

“Hay mucha gente que no lo va a poder pagar, de hecho la mayoría no podríamos, muchos no trabajan, entonces debe ser gratuito. Todos cuidamos las instalaciones y los aparatos para que no los destruyan”, dijo Gustavo Pablo Bernardino, quien acude de manera cotidiana al deportivo.

Ballesteros adelantó a MILENIO que los habitantes de la colonia Morelos estarán exentos de pago, como parte del programa para la reconstrucción del tejido social en esa zona.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]