"Murciélagos Laguna": jugando desde la penumbra

Las reglas, explicó Jorge Mendoza, son que el entrenador, el portero y alguien más atrás de la portería, guíen a los jugadores a la cancha contraria, así que sí requieren de la visión.
"Murciélagos Laguna" es un equipo de futbol conformado con personas con discapacidad visual.
"Murciélagos Laguna" es un equipo de futbol conformado con personas con discapacidad visual. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Nadie diría que los jóvenes que corren y se gritan en esta cancha de fútbol tienen una discapacidad visual. Cierto que los delata un poco la voz fuerte o unos "cascos" suaves que llevan en la cabeza. Pero no más.

La pelota tiene cascabeles para que la puedan oír. "No son fáciles de conseguir estos balones en México. Hice tres con balones normales y esto es para comenzar"

Ellos son integrantes del equipo de fútbol "Murciélagos Laguna". Integran el primer equipo de este tipo en La Laguna y al momento, cuentan con ocho integrantes que no ven. Otros tres jóvenes son parte del equipo y ellos si ven.

Las reglas, explica Jorge Mendoza, encargado de los "Murciélagos", son que el entrenador, el portero y alguien más atrás de la portería, guíen a los jugadores a la cancha contraria, así que sí requieren de la visión para dirigir a sus compañeros.

"Tenemos muy poco", comentó Jorge, quien también fundó el equipo de fut de "Amputados Laguna".

Él mismo cuenta con una capacidad diferente, ya que a los tres años perdió su brazo derecho en un molino de carne.

Así que entiende bien sobre no ser tomado en cuenta. Ha luchado de forma constante para abrir espacios deportivos que antes se hubieran cerrado sin remedio, en una región en la que sin embargo, la discapacidad es constante, en muchas formas, al igual que la discriminación.

"Comenzamos Gerardo Sotelo y yo hace como 6 meses a platicar. A partir de este enero comenzamos a reunir a los jugadores y tenemos alrededor de mes y medio entrenando".

En cifras de la Organización Mundial de la Salud, existen en el mundo alrededor de 285 millones de personas con discapacidad visual, 39 millones de ellas con ceguera y los restantes 246 millones tienen baja visión.

La ceguera es una discapacidad que afecta mayoritariamente a personas de más de 50 años.

Pero estos jugadores son muy jóvenes. Aunque su alegría de vivir contrasta con la pérdida de algo, la vista, que para muchos sería demoledor.

"Hay muchos invidentes y débiles visuales en la región", comentó Jorge Mendoza. Los ha encontrado y así se ha ido conformando el equipo, con el deseo de hacer la vida normal, como todos.

La pelota tiene cascabeles para que la puedan oír. "No son fáciles de conseguir estos balones en México. Hice tres con balones normales y esto es para comenzar", señaló Jorge Mendoza. Un balón especial para invidentes, cuesta alrededor de mil pesos.

El mismo Jorge hizo una especie de antifaces con esponja y con tapas en los ojos, al que le llaman "brassier", y que los protege de posibles golpes, pues a final de cuentas es un deporte de contacto.

Entrenan los sábadose en las instalaciones que les facilita el Territorio Santos Modelo, al que agradecen su generosidad.

Al momento de la entrevista estaban volados por que el jugador del Atlas, Carlos "El Negro" Medina, donó chuts de colores brillantes para todos los jugadores, así que estaban estrenando.

"En especial una cancha que es como de fútbol rápido, que tiene paredes con las que se hacen eco los sonidos y pueden ellos tener mejores señales para dirigirse en el campo", señaló Jorge.

"Vinieron la hermana de Carlos, Miriam y su familia para hacernos entrega de los zapatos. Aunque nos falta todo, los uniformes, todo".

Se han acercado a pedir apoyo al DIF y están en espera de respuestas. Hay alrededor de 10 equipos para invidentes y los "Murciélagos" en sus pininos en esta región, comienzan a alzar el vuelo desde sus penumbras.

"Tuve la fortuna de conocer a Gerardo Sotelo y ya tenía yo la idea de hacer algo así y qué mejor que ayudarlos a todos los que se pueda, a todos los que tienen una capacidad diferente. Son muy jóvenes, tienen y son una esperanza de vida".

El trabajo es rudo pero la satisfacción gigante. A fin de año viene un torneo de paralímpicos y esperan poder estar en forma para participar y tener las llamadas "visorías", en la esperanza de que alguno de estos jugadores se quede en la Selección.

A todos los laguneros que deseen sumarse de una u otra forma a los "Murciélagos", ciegos o débiles visuales, se les invita a integrarse en esta familia.

"Son chavos muy inspiradores y se sienten muy alegres de estar aquí. Creo que quienes vengan con nosotros se van a sentir muy bien", dice Jorge con una sonrisa.