Deportan más de 5 mil menores por frontera de Reynosa

Entre mil y 2 mil niños son deportados anualmente y enviados al Centro de Atención a Menores Migrantes y Repatriados.
En cuatro años, 5 mil niños repatriados
En cuatro años, 5 mil niños repatriados (Especial)

Reynosa

Más de cinco mil menores han sido repatriados por esta ciudad fronteriza durante los últimos tres años por autoridades de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas, y entregados a autoridades locales.

El presidente de la Asociación para la Protección a los Derechos Humanos, Fortino López Balcázar, dijo que en promedio son deportados por esta frontera entre mil y mil 200 menores anualmente, mismos que son enviados al Centro de Atención a Menores Migrantes y Repatriados.

Refirió que el problema de la migración es frecuente, debido a la posición geográfica de Reynosa, por lo que se pronunció a favor de que las autoridades de los tres niveles de gobierno se involucren en este proceso de repatriación e integración de los menores a sus lugares de origen.

Dijo que en el Centro de Atención a Menores Migrantes y Repatriados ofrece a niños y jóvenes menores de hasta 18 años el servicio de alojamiento, alimentación, consulta médica, asesoría legal y psicológica, así como la reintegración con sus familiares.

De acuerdo con las estadísticas, del 2010 a diciembre del 2013 se han deportado a través de esta frontera unos cinco mil 305 menores.

Expuso que durante el 2010 fueron regresados por esta localidad mil 200 menores, en el 2011 la cifra ascendió a mil 500; en 2012 fueron mil 605 y durante el presente año 2013 la estadística disminuyó a mil niños.

Los menores que son atendidos en el Centro de Atención, indicó, oscilan entre los seis y 17 años de edad, y por tratarse de grupos vulnerables, personal del sistema DIF realiza las gestiones necesarias para la localización de sus familiares en el interior de la república mexicana y así reintegrarlos a sus lugares de origen.

Detalló que en promedio se tardan tres días en la localización y entrega de los menores a su familia en el interior del país, previa comprobación del parentesco.