Denuncian supuesto fraude en Colegio Español del Altiplano

Las estudiantes afectadas corroboraron en la Secretaría de Educación Pública que la escuela carecía de permisos.

Tlaxcala

Ex alumnas del Colegio Español del Altiplano demandaron el apoyo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para lograr que directivos de esta escuela las indemnicen, pues revelaron que la misma carece de registro oficial y dijeron ser víctimas de un supuesto fraude.

En este sentido, indicaron que Elena Tovar Lozano, representante legal y cuñada del anterior gobernador del estado, Héctor Ortiz Ortiz, jamás les comentó que el registro denominado REVOE no estaba dado de alta, por lo que "fuimos parte de un engaño".

Anna Cinthya Vázquez Ordóñez, representante de las alumnas señaló que se han dirigido ante las instancias correspondientes como la SEP y el Congreso del Estado, para solicitarle el apoyo correspondiente debido al supuesto fraude realizado.

Con base en lo anterior, externó que cursaron dos años y medio dentro de la citada escuela, donde pagaron cuotas, inscripciones, colegiaturas, uniformes, seguro facultativo y materiales de didácticos, sin embargo, "nos dimos cuenta que fuimos parte de un engaño".

En un oficio que entregaron al presidente de la mesa directiva del Poder Legislativo, Roberto Zamora Gracia quien por cierto es amigo de la familia Ortiz Ortiz, las afectadas subrayaron que cuando llegaban los periodos de práctica, "nos exigían buscar nuestra propia escuela".

Con base en lo anterior, agregaron que generalmente en los preescolares públicos "nos negaban el permiso porque no conocían la escuela o tenían malas referencias de la facultad, al ver el caso, nos dijeron los directivos que sólo podíamos hacer prácticas dentro del mismo colegio".

Incluso, Vázquez Ordóñez denunció que hubo hasta supuestas amenazas por parte de la representante de la institución, con tener represalias contra las alumnas si actuaban legalmente en su contra o en contra de la facultad, dañándolas psicológica y moralmente.

"La representante legal realizó reuniones con los padres de familia y entregó papeles que evidentemente eran falsos donde decía que estaban en proceso de registro, sin embargo, nos dimos a la tarea de ir a la USET para verificar este proceso", aseveró.

Y fue el propio secretario de Educación Pública, Tomás Munive Osorno quien "nos confirmó que no existía dicho proceso porque la escuela no cubría con los requisitos solicitados a fin de otorgarle la clave, ya que el personal era incompetente para dar clase a nivel licenciatura y las instalaciones eran inadecuadas".

Comentó que al paso del tiempo, la USET hizo lo posible para entregarles una revalidación, proceso que tardó mucho tiempo donde algunas alumnas lograron recibir su certificado, pero de acuerdo con la reforma educativa, los mismos son obsoletos.

Ante esta situación, demandaron el apoyo de los poderes Ejecutivo y Legislativo, para que sean indemnizadas por la inversión realizada a lo largo de dos años y medio cursados en dicha facultad, sin embargo, la hermana del ex diputado local, Justo Lozano Tovar, no ha emitido versión alguna.