Denuncian a policías por supuesta golpiza a joven

Los elementos bajaron de la Pick Up 003 y atacaron a César Manuel Cervantes; según sus familiares iba un poco tomado.
San Salvador Atenco.
San Salvador Atenco. (Archivo)

San Salvador Atenco

Vecinos del poblado de Santa Isabel Ixtapan, en San Salvador Atenco, denunciaron penalmente a siete elementos de la dirección de Seguridad Pública por la golpiza y el robo que cometieron en contra de un joven, cuyos familiares también presentaron una queja en la Comisión de Derechos Humanos.

Los afectados narraron a este medio que el pasado día 25, alrededor de las 22:00 horas, su familiar César Manuel Cervantes Capistrán, de 23 años de edad, iba caminando en compañía de su prima Sandra Capistrán y el esposo de ésta, Roberto Ávila, cuando fueron interceptados por una patrulla, una Pick Up, la número 003, en la calle Independencia.

Mencionaron que la víctima había ingerido alcohol y que por ese sólo hecho, los uniformados descendieron de la unidad y lo comenzaron a insultar y a golpear, amenazando a su familiares cuando estos reclamaron su proceder.

Sujetándolo por la fuerza, lo subieron a la patrulla. Al ver esto, los denunciantes llamaron a más familiares y se presentaron a la alcaldía para auxiliar a su familiar, quien no había sido presentado a las oficinas del juez conciliador.

Momentos después, los quejosos afirmaron que vieron cómo Manuel Cervantes fue bajado a golpes de la unidad y trasladado a las galeras donde, ya sin una chamarra de cuero, una tejana, botas ni cartera (traía mil pesos), continuó recibiendo patadas y golpes.

La madre del detenido, Carmen Capistrán Galicia, se metió a la fuerza a las galeras y pidió que dejaran de golpear a su vástago, incluso filmó con su celular la acción, pero le fue arrebatado por los policías, quienes a pesar de que su víctima estaba bañada en sangre, alegaron que se había lesionado él mismo.

Afirmaron que el juez conciliador, Hugo Pineda, amenazó a la progenitora y a varios familiares más con ordenar su detención por alterar el orden, pero no lo hizo por la cantidad de gente que estaba ya frente a la alcaldía reclamando el abuso.

Al final, los familiares "rescataron" a su pariente y se dirigieron a la Subprocuraduría de Texcoco, donde el agente del ministerio público, Juan Carlos Parra Estrada, inició la carpeta de investigación 3221800040259613, por abuso de autoridad.

Según los afectados, a su familiar lo evaluó el médico legista, quien en su reporte indicó lesiones de segundo grado y ordenó se le hicieran tomografías y placas de tórax. Manuel Cervantes fue inmovilizado con un collarín. En su denuncia, el joven narró que fue azotado contra el piso de la camioneta, golpeado con pies y puños por los uniformados.