Denuncian abuso a menores detenidos en fiesta con alcohol

Interpondrán denuncia ante Sindicatura padres de 30 estudiantes de secundaria que fueron detenidos en una fiesta en la que se detectó el consumo de alcohol y se sospecha tambien había drogas
Detenidos fiesta
(Especial)

Tijuana

Padres de los jóvenes que fueron detenidos durante una fiesta la noche del viernes, presentarán una denuncia ante Sindicatura de la ciudad por lo que consideran abusos e irregularidades por parte de policías municipales que participaron en el operativo.

Denunciaron que al momento de detener a los jóvenes, los "pasearon" en las patrullas por la ciudad, porque ninguna delegación de Policía los recibía. Cuando fueron aceptados tuvieron que certificar su estado ante un médico y trasladarlos al Ministerio Público especializado para adolescentes y los menores fueron obligados a desnudarse para revisión, acusó la madre de una de las adolescentes, Paola Correa Paredes.

"Los maltrataron demasiado, estuvieron en manos de la Policía. Se supone que en calidad de presentados, en calidad de ofendidos, contra la voluntad de nosotros como padres. No permitieron la presencia de ninguno de los padres, a todos los obligaron, sinceramente, a todos desnudaron, a excepción de mi hija, que yo no lo permití por ningún motivo", refirió.

Su hija de 13 años y otros 30 jóvenes estudiantes de la Secundaria Técnica número 1 (ETI) se encontraban en una fiesta en la que se detectó el consumo de alcohol y se sospecha que tambien había drogas. Según la versión de la joven, la dueña de la casa y madre del muchacho que convocó les servía sustancias ilícitas en el agua de jamaica.

"Y los niños señalan a la madre del joven como la persona que estaba preparando el agua que les estaban dando a los niños. Los niños no sabían que estaban...que el agua que estaban tomando estaba narcotizada", expresó.

Acusó que al momento de la detención sólo se detuvo a cinco hombres y se dejó libre a la mujer que presuntamente les sirvió droga en la bebida.

"La dueña de la casa no fue detenida, a pesar de que se le dijo a los policías 'mire, es esta señora, esta muchacha, esta otra muchacha'. Ninguno de los dueños, de las mujeres, fue detenida, solamente los varones", remarcó.

Refirió que no sabe qué tipo de droga se utilizó y asegura que los padres de familia desconocían que en el lugar se fuera a servir alcohol y narcóticos a los jóvenes. Asimismo, descartó que vaya a presentar una denuncia ante la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), pero sí ante la Sindicatura municipal por los abusos durante la detención.

La casa donde se llevó a cabo la fiesta se ubica en la calle Guadalajara de la colonia Chamizal, y fue un vecino quien denunció los hechos a los números de emergencia.

Los jóvenes habían sido convocados a una tardeada para los estudiantes a través de una página de Facebook, por parte del joven que ahí reside.

La madre de familia afectada asegura que está a favor de que la policía intervenga en este tipo de delitos, pero afirma que en este caso, no se respetaron los derechos fundamentales de los jóvenes durante la detención.