Denuncian falta de indemnización a afectados por derrame

El sacerdote José Manuel Guerrero Noyola, voz de los afectados, dijo que tampoco han terminado los trabajos de limpieza, por lo que el agua del río no es utilizable. 

Monterrey

A pesar de que el accidente ocurrió en agosto del año pasado, los agricultores y productores de la región afectados por el derrame de petróleo en el río San Juan, en Cadereyta, no han recibido sus indemnizaciones, denunció el padre José Manuel Guerrero Noyola (Chema). 

El párroco encargado de la iglesia católica en el municipio denunció que no se han terminado los trabajos de limpieza, el agua del río tampoco es utilizable y falta que se pague la indemnización a los trabajadores del campo afectados, que no han visto solución a la problemática.

"Lo que pensamos es que las autoridades municipales, estatales y otros funcionarios como los de la Profepa, la Conagua, el sector Salud y también los de Petróleos Mexicanos se han hecho cómplices para ignorar la justa demanda de los campesinos, sobre todo lo que tiene que ver con la justa indemnización que servirá para que ellos pudieran ver cómo echar a andar fuentes de empleo."

"No han indemnizado y el gobierno está cerrado al diálogo. Los campesinos están buscando por todos los medios conversar con las autoridades estatales y municipales pero hay una complicidad muy fuerte entre ellos, que le dieron solución y carpetazo", apuntó el sacerdote. 

Fue en agosto del 2014 cuando ocurrió el derrame en el río San Juan, que supuestamente derivó de una toma clandestina en el lugar. En ese entonces, autoridades estatales y de Petróleos Mexicanos (Pemex) acudieron a intentar controlar el daño y apoyar a los afectados que utilizaban el agua de este río para cosecha e inclusive para uso humano.

Cuestionado sobre el trámite de pago de indemnización y el conocimiento que tienen ellos de si en efecto se pagará en algún futuro, el padre José Manuel aseguró que saben que el trámite sigue en proceso pero les están poniendo muchas trabas a los campesinos, y por lo tanto no tienen posibilidad de hacerlo efectivo en este momento. 

Por lo que el sacerdote, a voz de los afectados, pidió a las autoridades que se agilice el trámite para que recuperen sus cosechas y puedan seguir trabajando, así como que las autoridades responsables tomen cartas en el asunto para dar pronta solución al tema del pago.

Sin embargo, las lluvias de las últimas semanas han ayudado a los campesinos que anteriormente utilizaban el agua del río San Juan para riego en sus cosechas, por lo que el padre "Chema" augura una recuperación para los afectados, aunque en pequeña escala.

"Ha llovido y ha servido a los campesinos que han empezado a sembrar. Están reparando la sequía y nos da signos de esperanza", detalló en entrevista el sacerdote.

"Chema" visitó la metrópoli para dar aviso de esta situación que viven los campesinos a quienes representa, pero también para hacer voz del despojo al que se enfrentan 13 mujeres campesinas del mismo municipio por parte de las autoridades que buscan retirarles el predio en el que han sembrado cosechas desde hace 40 años y del cual obtienen su sustento económico.

"La autoridad municipal junto con un regidor del PRI, Pancho Limón, y un comisariado que se apellida Vela, del ejido Concepción, quieren quitar de mala manera una tierra que siembran 13 mujeres campesinas desde hace 40 años y es su sustento".

De acuerdo con lo informado por el sacerdote, las autoridades de Cadereyta están intentando quitar estos terrenos a las mujeres, ayudados por personal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

La intención, aseguró Chema, es vender estos terrenos aunque desconocen a quién.