Denuncian escuela en malas condiciones en Valle de Infonavit

El plantel escolar carece de climas, abanicos, las ventanas no tienen protección, además de que carece de luz y agua, además el comedor tiene techo de lámina, lo que lo convierte en un baño sauna. 

Monterrey

El esquema de tiempo completo en los planteles educativos continúa generando problemas a causa de la falta de infraestructura, como sucede con el caso de la escuela primaria Luis J. Treviño, ubicada en la colonia Valle de Infonavit, en Monterrey, donde los alumnos ingieren sus alimentos a altas temperaturas por la falta de climas.

Aulas en mal estado carentes de clima o abanicos y comedores improvisados que no tienen protección en ventanas y lucen graffiti, sin luz ni agua, y por consecuencia no funciona el lavabo, son parte de la problemática que presenta este plantel educativo.

El cuarto destinado al comedor es una de las áreas más deprimentes. Se trata de dos aulas que tenían más de 20 años en desuso y a las que se les derrumbó la pared divisoria para crear un solo espacio.

Este comedor tiene techo de lámina, lo que hace que en su interior se convierta prácticamente en un baño sauna, donde los niños al comer sudan.

Lo menos malo son las aulas, ya que en la mayoría fueron instalados climas que tuvieron un costo de 20 mil pesos, cuando lo que se logró recaudar con el pago de cuotas fueron apenas 26 mil pesos.

"Tenemos goteras, pero es el área que tenemos y es la que vamos a utilizar, son 150 alumnos en total y es insuficiente, necesitamos habilitar otra área pero para empezar esta. Es turno completo hasta las cuatro de la tarde.

"Por medio de la SEP (sic) (se traen los alimentos), nos mandan lo que es recipientes térmicos, viene la comida caliente, nada más lo único sería aquí mejorarles el ambiente a los niños, el área de consumo de los alimentos mejorárselo. También la Secretaría de Educación está dispuesta a ayudarnos, pero como somos muchos planteles ahorita estamos en el proceso", dijo.

Hay otras aulas abandonadas donde las visitas nocturnas de vagos son frecuentes y prueba de ello es el graffiti que dejan.

El patio del plantel también está en malas condiciones y requiere de inversiones para su reparación, sin embargo, es muy difícil, según comentó.

"Más que nada que nos ayuden a coordinar los trabajos (de reparación) y que nos ayuden material para esta aula, de hecho yo no he hecho las gestiones, falta que yo haga las gestiones porque apenas se va iniciando esta aula, los padres de familia apenas pintaron el sábado", dijo.

La escuela fue visitada por la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, quien se comprometió a apoyar con materiales y mano de obra para solucionar en parte este problema.