Califican de "arbitrario" el operativo antialcohol

Personas que resultaron sancionadas por el alcoholímetro y fueron obligadas a regresar caminando a sus domicilios, presentaron una denuncia en compañía del dirigente del PRD, Sotero Jáquez.
Al ser despojadas de su unidad motriz, fueron obligadas a irse caminando hasta la colonia Álvaro Obregón a las 2:30 de la madrugada
Al ser despojadas de su unidad motriz, fueron obligadas a irse caminando hasta la colonia Álvaro Obregón a las 2:30 de la madrugada (Luis Alatorre)

Lerdo, Durango

De arbitrario y recaudatorio calificaron al operativo alcoholímetro que se instala los fines de semana en diversos puntos de la ciudad.

Ya que con el simple aliento alcohólico es suficiente para despojar a las familias de la semana de sueldo que percibe un jefe de familia y por otra, genera dudas de que el dinero que se capta por multas ingrese en su totalidad a las arcas municipales.

Así lo denunciaron personas que resultaron sancionadas la madrugada del domingo y que al ser despojadas de su unidad motriz, fueron obligadas a irse caminando hasta la colonia Álvaro Obregón a las 2:30 de la madrugada, ya que los agentes de tránsito no quisieron facilitares un teléfono para llamar a familiares a ir por ellos.

Acompañados del dirigente y regidor del PRD, Sotero Jáquez, se señaló que pedirá una revisión, y en su caso, una modificación de ese reglamento, porque cae en excesos, cuando una sola familia tenga que pagar 2,858 pesos de multa más otros 1,500 para lograr la libertad de una persona (Andrés Rodríguez Ponce) que al ser detenido registró 82 grados de alcohol.