Aceptan reubicarse mitad de locatarios

Antonio Chi, presidente de la Unión de Locatarios de los mercados Juárez, Hidalgo y Madero y representante de los inconformes con la decisión señala, que han considerado ampararse.
Edificios presentan marcado deterioro.
Edificios presentan marcado deterioro. (José Luis Tapia)

Tampico

La mitad de los locatarios de los mercados Juárez, Hidalgo y Madero condicionan al patronato y al Ayuntamiento deTampico, la salida de los centros de abasto, que sea hasta diciembre siempre y cuando haya dinero para el nuevo proyecto y las bodegas donde serán reubicados sean acondicionadas.

El resto de los comerciales se muestra renuente a salirse y analiza buscar un amparo. Luciano Pérez Sustaita, integrante del Patronato Pro Construcción de los Mercados, aseguró que la condición para aceptar salirse de los centros de abasto, será que la reubicación se haga en cinco meses, siempre y cuando existan los recursos para edificarl os nuevos edificios, que se adecúen las bodegas que prestará la empresa Kasas City Southern y que se haga la reubicación de las rutas para permitir mayor acceso al nuevo lugar.

Indicó que en la reunión a la que fueron convocados por parte del presidente del Patronato de la Modernización de los Mercados, se realizaría el sábado por la tarde y la propuesta de la mitad de los 500 locatarios de los mercados, que apoyan la edificación de nuevos centros de abasto, es que se vea la forma de prolongar la permanencia de los comerciantes hasta diciembre, es decir que se hagan los movimientos para garantizar que no se registren más accidentes dentro de los edificios actuales, y moverse hasta que haya dinero para el nuevo proyecto.

“Nosotros lo que vamos a proponer es que el movimiento se haga hasta diciembre, cuando haya recurso para edificar los nuevos edificios, nosotros sabemos que estos ya no funcionan, ya tienen muchos problemas, pero queremos irnos hasta que haya dinero para el nuevo edificio y las condiciones adecuadas en las bodegas”.

Indicó que en primera instancia quieren ver si pueden recuperar las pérdidas que se registraron antes de Semana Santa, y luego porque van a pedir que dos rutas sean acercadas a las bodegas que van prestar, para que los compradores no batallen, y además porque se tienen que adecuar los nuevos sitios, poner los baños y el drenaje adecuado para poder operar de manera digna.

Antonio Chi Méndez, presidente de la Unión de Locatarios de los mercados Juárez, Hidalgo y Madero, que representa a la otra mitad de los 500 oferentes, dijo que no están de acuerdo con la manera en que se tomó la decisión pues fue arbitraria y a ellos todavía no los convocan para alguna reunión.

Explicó que están analizando los pasos a seguir para evitar que los edificios sean demolidos, aunque advirtió que primero deben platicar con el alcalde, Gustavo Torres Salinas, sin embargo han considerado los amparos.

“Los amparos puede ser una opción, lo estamos analizando, sin embargo es necesario que primero hablemos con el alcalde para tomar una decisión, lo que no nos pareció es que no nos tomaran en cuenta para tomar la decisión fue arbitrario”.