Demandas laborales en NL muestran alza

La nueva Ley Federal del Trabajo, expone Martínez, no beneficia a los trabajadores, ya que las empresas evaden pagar indemnizaciones de tres meses al evitarse generar antigüedad.
Algunas empresas establecen como requisito el no embarazarse.
Algunas empresas establecen como requisito el no embarazarse. (Cuartoscuro)

Monterrey

El número de demandas presentadas por empleados, en busca de una mejor indemnización a la propuesta en principio por la empresa, se disparó en un 8.69 por ciento.

Según cifras de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, ente gubernamental dedicado a resolver los conflictos entre empresa y trabajador, han ido a la alza en este primer cuatrimestre de 2014.

De acuerdo a los datos proporcionados a MILENIO Monterrey, mientras en los primeros cuatro meses de enero a abril de 2013 se presentaron 4 mil 832 demandas individuales, para el mismo periodo el número creció a 5 mil 252 solicitudes  de inconformes con su indemnización.

En cuanto a las demandas en trámite, aquellas que se han quedado rezagadas en la Junta Conciliación y Arbitraje, estas también tuvieron un alza estimada en 20.87 por ciento.

Los datos exponen que del periodo enero a abril de 2013 hubo 5 mil 716, en tanto, para el mismo lapso pero de 2014 la cifra aumentó a 6 mil 909.

Aunque la Junta Local de Conciliación y Arbitraje expone en sus cifras anuales que la tasa de demandas individuales presentadas ha ido a la baja de 2012 a 2013, lo cierto es que el número de solicitudes de trabajadores inconformes rezagadas fue a la alza.

Estadísticas de la página web de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje demuestran que si bien en 2012 se presentaron 13 mil 974 demandas, para el 2013 el número bajo a 13 mil 469.

No obstante, en el caso de las demandas que quedaron en trámite, es decir las rezagadas, subieron de 5 mil 433 en 2012 a 6 mil 53 en 2013.

A decir de Gregorio Martínez, abogado especializado en derecho laboral del consorcio jurídico Justiciaxfe, las demandas laborales que se ubican en primer lugar son las de despido injustificado.

Las demandas por despido injustificado, según lo expuesto por Martínez, se presentan en represalia después de que el trabajador atreve a quejarse porque no se le ha dado de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) o en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

“Otras razones del despido injustificado, es por embarazarse, por reclamar el pago de utilidades, horas extras, vacaciones, aguinaldo, por supuesta pérdida de confianza, porque se terminó el contrato temporal (sin que se haya firmado nada), porque hay pocas ventas o cuando ocurre un accidente de trabajo”, señaló.

Con la reforma laboral aprobada a finales de 2012, el abogado refiere que se han disparado las inconformidades. Calificó a la Junta de Conciliación como “un mercado de frutas y demandas”, donde ahora los trabajadores exponen que las compañías solo les dan a firmar contratos temporales y no se genera antigüedad.

“Hay más mujeres embarazas despedidas, y en cuanto a las oportunidad de obtener ascensos, algunas empresas en sus reglamentos son discriminatorios, pues establecen como requisito el no embarazarse en los siguientes cinco años”, afirmó.

La nueva Ley Federal del Trabajo, expone Martínez, no beneficia a los trabajadores, ya que las empresas evaden pagar indemnizaciones de tres meses, al evitarse generar antigüedad con la implementación del trabajo temporal.

 



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]