Demanda de alumnos supera infraestructura

Las preinscripciones son un indicativo para el nuevo ciclo escolar.
Hoy termina el víacrucis para los padres de familia.
Hoy termina el víacrucis para los padres de familia. (Jesús Jiménez)

Altamira y Madero

En el municipio de Altamira hacen falta 95 aulas para atender la demanda de servicio educativo, que se prevé crezca a 2 mil alumnos para el siguiente ciclo escolar.

Padres de familia de cuatro escuelas duermen a fuera para alcanzar un lugar, y hay 10 escuelas que ya informaron no tendrán preinscripciones pues ya no hay cupo.La Oficina Regional de Educación estima que la matricula escolar, durante las preinscripciones, crezca cinco por ciento más de los 40 mil alumnos que tienen en la actualidad, tanto en preescolar, primaria y secundaria.

La encargada de la dependencia, Guadalupe Rodríguez, aseguró que el proceso de registro que se hace en febrero ayuda a la SET a calcular la necesidad de nueva infraestructura que se debe construir para entonces. Se prevé que se tengan que edificar 45 aulas más para atender a los 2 mil alumnos nuevos.

“Estimamos que la matricula crezca un cinco por ciento, pero la preinscripción es para eso, para estimar cuántos alumnos y poder informar a Victoria y al municipio y se edifique la infraestructura que hace falta”.

Sin embargo en este momento Altamira ya tienen un déficit de 50 aulas en 25 escuelas, de acuerdo a las solicitudes de obra que han hecho a la Secretaría de Educación, es decir unos 2,200 menores han tenido que ser colocados en aulas de madera, y salones que en un principio habían sido edificados para ser talleres, aulas audiovisuales o bibliotecas.

En total el próximo ciclo escolar la Secretaría de Educación y el Ayuntamiento tendrán que edificar 95 aulas para poder atender al 100 por ciento la demanda de servicio educativo, es decir las 50  que ya se necesitan y otras 45 más.

Para poder dar atención en el pasado ciclo escolar el municipio de Altamira tuvo que edificar 16 aulas de madera, explicó la secretaria de Educación, Eudelia González, quien aceptó que las aulas no reúnen las mejores condiciones, pues algunas carecen de puertas, ventanas o luz, dijo que la matricula en Altamira sube cada año por lo menos cinco por ciento.“Apenas estamos viendo cuánto va a autorizar el Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa (ITIFE), ellos son los que nos dicen, pero también el municipio con recursos propios apoyará con una parte”.

En este momento los padres de familia de cuatro escuelas están durmiendo afuera de las escuelas, para alcanzar un espacio.Sin embargo hay 10 escuelas que han comenzado a informar a través de carteles a los padres de familia que no habrá inscripciones pues ya tienen los grupos saturados, con los hermanos de sus estudiantes.

COLEGIOS PARTICULARES

La gran demanda en las instituciones educativas de nivel federal, se debe a que los padres de familia sacaron a sus hijos de los colegios para incorporarlos a la educación pública, señaló David Hernández Muñiz, consejero de la Unión Nacional de Padres de Familia. 

Expuso que cerca del 20% de los padres, buscaron una escuela mucho más barata o la escuela pública por tres factores: crisis económica, seguridad y falta de empleo.

“Efectivamente los padres abandonaron los escuelas particulares y buscan una pública por razones económicas y la inseguridad, el último reporte que recibimos es que el 20% de los padres dejaron los colegios”, indicó.

Hernández Muñiz, expuso que el hecho de que los padres de familia se vean obligados a hacer fila días antes del periodo de preinscripciones resulta indignante, esto da muestra de que hace falta un mayor control por parte de la autoridades educativas.