Dejan en el limbo herramientas para combatir secuestros

Los recursos corresponden al pago anual de arrendamiento financiero por el equipamiento tecnológico, de transporte terrestre, de comunicaciones, etc.
Tras una visita física que realizó la dependencia a la entidad, se constató que algunos bienes de estas herramientas se encuentran en desuso.
Tras una visita física que realizó la dependencia a la entidad, se constató que algunos bienes de estas herramientas se encuentran en desuso. (Especial)

Guadalajara

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un posible daño a Hacienda Pública Federal por un importe de 56 millones 548 mil 400 pesos como resultado de la revisión en Jalisco a los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) de los Estados y del Distrito Federal ejercidos durante el 2014. 

Del total de los recursos observados, 42 millones 400 mil pesos corresponden al programa con prioridad nacional de  “Instrumentación de la Estrategia en el Combate al Secuestro (UECS)”, en la entidad. 

Los recursos corresponden al pago anual de arrendamiento financiero por el equipamiento tecnológico, de transporte terrestre, de comunicaciones, de inteligencia especial y vehículos, destinados a las Unidades de Combate al Secuestro.

Para constatar la existencia de los recursos se llevó a cabo una visita física, en la que se verificó en la entidad que de los 149 bienes muebles entregados por el proveedor por la cantidad de 42 millones de pesos, un total de 93 bienes se encuentran sin uso, almacenados, sin resguardo y no están destinados a los fines del fondo, lo cual va en detrimento del programa de combate al secuestro.

“Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 42,400,000.00 pesos (cuarenta y dos millones cuatro cientos mil pesos 00/100 M.N.), más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro en la cuenta del fondo, por 93 bienes muebles arrendados con recursos del FASP para el equipamiento de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro, las cuales se encuentran sin uso, almacenados, sin resguardo y no están destinados a los fines del fondo, cuyo importe deberá ser acreditado ante este órgano de fiscalización con la evidencia documental de su destino y aplicación a los objetivos del fondo, de acuerdo con la Ley de Coordinación Fiscal”, establece el documento de la ASF.

También se detectó que el gobierno de Jalisco no contó con los bienes ni con la documentación que probara la compra de armamento y municiones por 7 millones 842 mil pesos adquiridos con la Secretaría de la Defensa Nacional; además, la ASF detectó que la Fiscalía General del Estado de Jalisco no suscribió un contrato o pedido que acredite la compra del equipo.

De acuerdo a la ASF al 31 de diciembre de 2014, la entidad federativa no había ejercido el 34.9 por ciento de los recursos transferidos y al 31 de marzo de 2015, aún no se ejercía el 27.3 por ciento, “lo que impactó en los objetivos y líneas de acción de los ejes en materia de seguridad pública y generó retraso en las acciones de los Programas con Prioridad Nacional”.

“En el ejercicio de los recursos el estado de Jalisco incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de obra pública y adquisiciones, así como del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2014, la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley General de Contabilidad Gubernamental”, apunta la auditoría.

Los detalles

149 bienes muebles entregados a Jalisco

93 están sin uso, almacenados, sin resguardo y sin destino a los fines del fondo

7 millones de pesos en la compra de armamento y municiones no pudieron ser comprados por el gobierno de Jalisco