Dejan destrozos por fiesta del León

Después del desfile con los esmeraldas, se pudieron ver los efectos de la fiesta multitudinaria para recibir al equipo campeón del futbol mexicano.
Las luminarias de cuatro faroles fueron rotas.
Las luminarias de cuatro faroles fueron rotas. (Patricia Chagoya)

León, Gto.

El Nacimiento del Niño Dios que el Municipio instaló en la Plaza Principal, El jardín del asta bandera, cuatro faroles y unos 10 árboles fueron dañados por el 'huracán' verdi-blanco que arropó a los jugadores del Club León.

Y es que estos fueron los destrozos que dejaron los miles de aficionados que, eufóricos, buscaban el mejor lugar para poder ver a los campeones del Club León.

No importaba si caían en el intento o si quebraban alguna de las decoraciones que por estas fechas navideñas se encuentran en esta zona, lo que importaba era alcanzar a tomar una foto de este momento tan esperado por todos.

Ante la multitud y la falta de espacio en este lugar a varios aficionados no les quedó de otra más que pisar el pasto y algunas flores del

Nacimiento del Niño Dios. Afortunadamente ninguna de las figuras resultó dañada.

No corrieron con la misma suerte algunas nochebuenas, el panalillo (flores de color blanco), así como los fornios (plantas verdes y largas) fueron pisoteados.

Es por ello que personal de la Dirección de Medio Ambiente acudió muy temprano para reemplazar estas plantas.

Las nochebuenas del asta bandera también fueron sustituidas por otras.

Del Nacimiento del Niño Dios, lo que también se vio afectado, fueron algunas letras de la palabra "León es Uno", que se formó con piedras de color blanco.

Fue la letra U y N las que se removieron con las pisadas de los aficionados, y aunque personal de limpia del Municipio intentaron acomodarlas de nuevo, ya lucen enlodadas.

Los ficus, los árboles en los que se subieron los aficionados para ver a los jugadores del León que se encontraban en el palco de Presidencia

Municipal, al día siguiente se podían ver con unas pequeñas ventanillas, que es por donde los aficionados se asomaban.

Los trabajadores de Medio Ambiente, aseguraron que estos árboles no tendrán ninguna afectación a causa de esto, pero tardarán algunos meses en cerrarse esos agujeros.

A un costado del Nacimiento, aún se podían ver dos lámparas tiradas.

Mientras que en dos postes (frente a Presidencia), aún se podían ver colgando las lámparas que fueron quebradas por los aficionados.
Personal de limpieza, acudió desde muy temprano a limpiar los destrozos de los aficionados. Varias ramas y plantas fueron barridas.