Deja prisión alcalde acusado de peculado

La semana pasada, la Procuraduría General de Justicia del Estado indicó que el ex alcalde Rubén Dario Piña usó dinero para realizar distintas acciones que no se registraron en el inventario.
Rubén Darío Piña, ex alcalde.
Rubén Darío Piña, ex alcalde. (Especial)

León, GTO.

El ex alcalde panista de Doctor Mora, Rubén Darío Piña Martínez, quien recibió el lunes el auto de formal prisión por el delito de peculado, quedó libre luego de pagar una fianza.

La semana pasada a través de un comunicado oficial la Procuraduría General de Justicia del Estado, número 304/2013 informó que el inculpado "dispuso de dinero para el mantenimiento y reparación de alumbrado público y edificios públicos, así como para la adquisición de bienes muebles, los cuales no fueron localizados ni registrados en el inventario."

Aunque no se ha informado oficialmente a cuanto asciende el monto, se ha señalado que podría ser 65 mil pesos, sin embargo, también se ha comentado que el monto podría ascender hasta dos millones 829 mil pesos.

Extraoficilamente se confirmó que el ex Alcalde quedó libre por pagar una fianza, la cual no se ha dado a conocer.

De acuerdo a la orden de aprehensión, expediente 12/2012,  el 10 de diciembre elementos estatales detuvieron a Piña Martínez, quien se desempeñó como alcalde en la administración 2006 al 2009.

En esa ocasión  fue llevado a San José Iturbide, donde rindió su declaración preparatoria, y luego fue trasladado al Centro de Readaptación Social de San Miguel de Allende. Su detención fue ejecutada por la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción, luego de que el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso de Guanajuato detectó los presuntos malos manejos que hizo con dinero público, en octubre del 2010, cuando se interpuso la denuncia penal 28/2010.

Al ser detenido no alcanzó libertad, por el delito cometido, al considerarse grave el peculado, de acuerdo al artículo 248 del Código Penal establece que comete peculado el “servidor público que disponga de un bien que hubiere recibido en razón de su cargo, se le impondrá de dos a diez años de prisión y de veinte a cien días multa”.