Déficit de maestros, por procesos de jubilación

Como medida inmediata para cubrir la demanda de docentes en las escuelas de la entidad, la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo ha otorgado contratos de interinato.
El déficit de profesores es en los niveles de prescolar, primaria y secundaria.
El déficit de profesores es en los niveles de prescolar, primaria y secundaria. (Héctor Mora)
Entrevista a María Elena Nuñez Soto, directora general de Educación Básica en Hidalgo. (Gisselle Acevedo )

Pachuca/Acaxochitlán

La Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) informó que a causa de las jubilaciones que se efectuaron en diciembre de 2013, actualmente en los niveles educativos de preescolar, primaria y secundaria de la entidad hay un déficit de 50 docentes.

La directora general de Educación Básica, María Elena Núñez Soto, destacó que como medida inmediata para cubrir la demanda de maestros en las aulas la dependencia ha otorgado contratos por interinato.

“Estamos haciendo un trabajo especial por mandato del gobernador Francisco Olvera Ruiz precisamente para ir cubriendo los espacios que faltan; en este momento, en diciembre, hubo muchas jubilaciones, entonces en lo que se reponen a estas personas y se documenta a la gente nueva nos llevaremos hasta tres semanas en resolver el problema”.

Apuntó que a la par de esta alternativa, en las escuelas en donde se tienen pocos alumnos la SEPH ha realizado reajustes en los grupos.

Elena Núñez puntualizó que esto y el interinato no será la solución definitiva a la falta de docentes en las aulas hidalguenses, pues el secretario de Educación Pública de la entidad, Joel Guerrero Juárez, ha manifestado su intención de enviar personal que definitivamente atienda los grupos.

En cuanto a la falta de infraestructura educativa en la colonia del Pedregal, municipio de Atotonilco de Tula, la funcionaria aseguró que los planteles existen, aunque lo que sucedió en esa localidad es que los maestros eran pagados por el constructor del complejo habitacional y se dejó de hacer, lo que provocó la desatención de los alumnos.

Agregó que esta situación está en proceso de resolverse, pues desde septiembre de 2013 el organismo educativo envió 16 profesores a esa zona “y todo lo que vaya haciendo falta se detecta en el periodo de inscripciones en el cual se observa si hay crecimiento o no de la matrícula y si serán necesarios más docentes”.

La directora general de Educación Básica recalcó que un escenario similar se vive en la localidad de Conejos, en el mismo municipio.

Dijo además que en el resto del territorio hidalguense en los últimos meses se ha atendido 176 aumentos de grupos con el envió inmediato de los docentes faltantes.

María Elena Núñez dijo desconocer cuántos son los maestros que actualmente se encuentran en proceso de jubilación, ya que seguramente esta cifra aumentará en los próximos días.

Denuncian deficiencia de infraestructura

Más de 60 por ciento de los 2 mil habitantes de la comunidad de Chimalapa no han concluido la primaria, además de que 45 por ciento  no sabe leer y escribir, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía (INEGI).

En este sentido los pobladores exigen más y mejores escuelas para que estudien sus hijos, ya que en la actualidad en la localidad sólo se cuenta con tres escuelas de nivel básico en deplorables condiciones.

Martín González, quien tiene a sus hijos inscritos en las escuelas Telesecundaria 765 y Niños Héroes, refiere que las aulas se encuentran en muy precarias condiciones, además de que el mobiliario en su mayoría se encuentra desgastado.

Señaló que este sentir es generalizado de todos los padres de familia, además de que considera a dichos planteles insuficientes para la gran cantidad de personas que habitan la localidad. “En su mayoría la comunidad es indígena, por eso muy picos saben leer y escribir, por eso queremos que a nuestros hijos se les den mejores condiciones para estudiar, ya que durante invierno se enferman por lo mal que están los salones”, señaló.

De acuerdo con el INEGI, 18 por ciento de los niños que se encuentran entre los 6 y 14 años no asisten a la escuela por diversas circunstancias, pero la principal es el interés de los padres de familia por llevar a sus hijos a la escuela.

Los mismos número señalan que más de 90 por ciento de los habitantes mayores de 16 años no tienen la educación básica completa; es decir, que no terminaron si quiera los estudios de nivel secundaria.

Asimismo la comunidad no cuenta con escuelas de nivel bachillerato, por lo que los adolescentes que terminan la secundaria tienen que buscar un cupo en planteles de nivel medio superior en la cabecera municipal.