Déficit de hidrantes complica labor de bomberos

El no encontrar suficientes suministros de agua y la poca presión en los existentes, retrasa los trabajos que tienen los rescatistas del fuego en la región.
La ciudadanía debe también respetar estos señalamientos.
La ciudadanía debe también respetar estos señalamientos. (Archivo)

Monterrey

El trabajo que realizan los bomberos cada vez es más complicado al no contar con herramientas básicas en su desempeño, como los hidrantes que se instalan en las calles.

Constantemente se enfrentan a esta problemática ya sea por la falta de estos equipos o por la poca presión de agua con la que cuentan. Omar Robles, bombero de vocación y amante de su profesión nos relata qué es lo que viven cuando acuden a un llamado.

"Desgraciadamente siempre hemos alegado eso, la mancha urbana ha crecido mucho y tenemos que trasladarnos a lugares retirados debido a la falta de hidrantes o a que los hidrantes no tienen la presión suficiente", comenta Robles.

Esto ocurre en todos los municipios por el crecimiento de la metrópoli, incluso hay ocasiones en que tienen que moverse a otras colonias en busca del suministro de agua, situación que llega a ser perjudicial para ellos y para las labores de rescate.

"Sería en todos (los municipios) tenemos muy pocos hidrantes en zonas especificas, no puedo darte una idea, Monterrey es muy grande y no tenemos la cobertura y es muy grande, tenemos que trasladarnos a otras colonias para reabastecer nuestro camión y pues el incendio nos gana terreno", señala el bombero.

Pero no solo la falta de este esencial instrumento es el problema, si no la poca cultura de los ciudadanos al utilizarlos como basureros, o bien no respetar las aéreas en las que se encuentran colocados.

"Nos hemos topado con vehículos que no respetan la zona del hidrante, o en el centro, puesteros que nos obstruyen y al llegar a un incendio al querer cargar la maquina, batallamos para hacer la carga del camión"

Omar Robles pide a la ciudadanía que respete estos espacios que son una herramienta de trabajo para ellos, debido a que el tiempo es vital, sobretodo en el caso de un incendio, pues en un abrir y cerrar de ojos las familias pueden perder todo su patrimonio.