Declaratoria de sequía es un proceso largo, dice Estado

El mandatario estatal resaltó que en los últimos días se han visto ligeramente favorecido con las lluvias, aunque no descarta la disponibilidad del Gobierno para integrar la declaratoria de sequía.

Monterrey

El que la declaratoria de sequía esté detenida por el Gobierno del Estado es porque no nada más se trata de hacerla y ya, sino porque comprende un proceso largo de documentación, así lo consideró Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León.

El mandatario estatal descartó que no exista voluntad por parte de la administración, aunque resaltó que en los últimos días se han visto ligeramente favorecido con las lluvias.

“Hay un procedimiento, no es de flojera o de burocracia, nosotros tenemos que esperar el dictamen de la Comisión Nacional del Agua que ya está, o sea no es un tema nada más de declararlo así y ya, tenemos que  cumplir un procedimiento, se sigue el procedimiento y se hará la declaratoria sobre la sequía.

“Depende de la Comisión Nacional del Agua (hacer la declaratoria de sequía) nosotros lo único que hacemos es recopilar la información del resto”, dijo.

“Ya llovió, hoy las condiciones son diferentes”, refirió.

El gobernador desconoció cuántos recursos vayan a captar por parte de la Federación por el tema de la sequía, ya que eso dependerá de la situación en que se encuentre el campo en Nuevo León.

Este martes, Fermín Montes Cavazos, delegado de la Sagarpa en la localidad, dio a conocer que la declaratoria de sequía fue enviada al Estado, quien a su vez anunció anteriormente que preparaba la solicitud.

Sin embargo, todavía no se ha enviado a la Federación, por lo que los productores no han podido acceder a apoyos que les ayude a prevenir la pérdida de ganado, la creación de pozos o demás tecnología para sobrevivir un periodo prolongado de sequía.

Aunque es el sector ganadero el afectado actualmente, detalló que hay al menos unos 300 productores que no sembraron en la temporada de otoño-invierno (productores de sorgo y maíz, principalmente), de cuatro mil 900 que se dedican a sembrar en esta misma temporada.

Y de 17 mil productores que hay en la entidad, estiman que una cantidad importante no siembre en la temporada de verano, si no hay precipitaciones importantes en las próximas semanas. Aproximadamente, detalló, hay cinco mil ubicados en las zonas de riesgo de sequía.

La expectativa es que en el mes de mayo haya precipitación en el estado, y esperan que eso ayude a prevenir que la situación se agrave e inclusive se detenga.