Decisión para la refinería, del gobierno federal: FOR

El gobernador calificó de incorrecta la postura de tener un plan B en caso de que la refinería Bicentenario en Tula no se construya, esto debido a que no hay notificación oficial de Pemex.

Pachuca

La refinería es un proyecto que depende del gobierno federal y sus políticas energéticas, por lo cual la decisión final sobre su construcción deberá venir de ahí dijo el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz, quien negó una notificación oficial sobre la cancelación de los trabajos para edificar la planta en la región de Tula.

“Nosotros no pedimos la refinería, no es una lucha, no es una demanda, no es un planteamiento nuestro. El gobierno federal en su oportunidad determinó, primero la necesidad de tener una refinería, segundo, el gobierno federal determinó dónde, nosotros brindamos las facilidades, el gobierno estatal compró las tierras, la propuso, la dispuso porque eso era un requisito, que se construya o no, no es un tema local”, comentó.

El titular del Ejecutivo local desechó los rumores sobre la cancelación del proyecto, esto debido a que no hay no hay documentos oficiales que hagan referencia a esa decisión, lo cual impactaría en las finanzas de la entidad que ya invirtió tres mil 500 millones.

“Cuando tome la decisión diferente, distinta, a la que hay. Hasta hoy lo oficial, lo único oficial es que la refinería ha caminado, ya se han invertido más de tres mil 500 millones de pesos entre la compra, cambiar los canales que los hicieron de manera subterránea, se han liberado los rellenos sanitarios, el proyecto ya se hizo de acuerdo con la parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia en las 700 hectáreas”, añadió.

A partir de la versión de una versión extra oficial, varios grupos, incluidos legisladores locales, exigieron al Gobierno federal una explicación sobre la cancelación, a lo cual el gobernador pidió prudencia pues es un tema nacional y por lo tanto debe de tomarse en las instancias correspondientes.

Olvera Ruiz calificó de incorrecta la postura de tener un plan B en caso de que la refinería Bicentenario no se construya, esto debido a que no hay notificación oficial y hasta que no la haya es ocioso el tema.

“Pensar en un pan B sería ocioso puesto que lo oficial es que va a haber refinería. Cuando se nos llegue a plantear, si llega a ser el caso que cambiaron la decisión, tendremos que discutir el plan B. ¿Por qué debe de haber un plan B?”.

Una de las razones por las que hay polémica, según el mandatario, es por el cambio de administración, etapa en la cual hay incertidumbre en proyectos de antecesores, pero confió en que el plan siga conforme se planteó hace cinco años, situación por la cual no hay necesidad de pedir garantías. “No hay necesidad de pedir garantías, es un asunto de ellos, no es nuestro. Lo que necesitamos es con o sin refinería, tener grandes proyectos para el estado y estoy seguro de que los vamos a tener (...) lo único que no debemos de dejar de ver, y es mi obligación es que se planteó la refinería y se compró la tierra para que hubiese un proyecto de desarrollo económico y social”.