Debe evitarse el libertinaje

Aseguran que por diversas circunstancias se ha ido desviando el motivo de estas celebraciones y hacen un llamado para retomarlo y difundirlo.
El catolicismo sugiere hacer un examen de conciencia sobre lo realizado a lo largo del año.
El catolicismo sugiere hacer un examen de conciencia sobre lo realizado a lo largo del año. (Adolfo Vladimir/Cuartoscuro)

Tulancingo

La Iglesia católica siempre hará un llamado a no excederse y a aprovechar estos días para reflexionar y de esta forma ser mejores cristianos, declaró el  moderador de la Curia de la Arquidiócesis de Tulancingo, Juan Aguilar Vázquez.

 Exhortó a todos los feligreses a vivir estos días con sus familias y celebrar pero con moderación, evitando el libertinaje, lo cual generalmente provoca accidentes que pueden afectar a terceros.

“Todos tienen derecho a celebrar, pero hay que tener en cuenta que los demás también, por lo cual es importante conocer los límites y siempre tener en mente  lo que nos enseñó Dios nuestro señor de respetar a los demás ante todo”.

Consideró importante que se haga un examen a conciencia sobre lo realizado durante el año para entonces tratar de mejorarlo el siguiente, ya que este que va a concluir ha sido complicado.

“Se vivieron  meses muy difíciles, por eso creemos que todos debemos hacer un análisis de nuestro comportamiento y cambiarlo para bien, siempre habrá dificultades, pero esperamos  que con meditación en la ruta que nos ha trazado Dios nuestro señor todo mejore”, dijo.

Agregó que por diversas circunstancias se ha ido desviando el motivo de estas celebraciones e hizo un llamado para retomarlo y también difundirlo entre quienes tienen la idea equivocada.

“La razón no es la diversión, el descanso o los brindis, sino el nacimiento de Jesucristo que nos vino a enseñar a perdonar y a creer en la paz, eso muchas veces se deja de lado, por eso los exhortamos a seguir como son  los dogmas de la fe católica”.

Consideró necesario que estos días sean llevados con tranquilidad a fin de que todo continúe en una situación de paz que a todos conviene.

“Sin duda la paz debe ser lo que más debemos de buscar en estos días, hasta el momento todo ha sido así, pero no hay que olvidar que siempre hay problemas por ahí que la perturban y por eso es necesario siempre guardar la calma y la paz”.

Dijo que este año fue muy importante para la arquidiócesis, por la celebración del año jubilar en donde se retoma el sentido de caridad de los creyentes a los más necesitados, campaña que ha tenido eco entre los católicos y creyentes de otras religiones, ya que muchas personas han empezado a realizar acciones sociales en pro de los pobres.

Comentó que el año jubilar no se puede medir por el número de creyentes que acudirán a la iglesia, sino por lo que se les inculque a cada uno de ellos respecto el de ser generosos con el prójimo.

Mencionó que de parte de todas las parroquias que forman  esta región, existe un sentimiento de agradecimiento ya que se ha logrado  mantener la fe  de los creyentes e incluso reforzaras mediante esta celebración.

“Nosotros seguiremos con la  labor de promover la fe católica en esta región como lo venimos  haciendo, en  caso de alguna modificación la adoptaremos puntualmente”.