Dau refuta acusaciones de Manuel Villagómez

Señala no tener que ver con las decisiones institucionales de la Conagua y sus comités en torno al destino de las aguas del río Verde. 

Guadalajara

Además de imprecisiones e inexactitudes técnicas en relación con el tema de las aguas del río Verde, el empresario y político Enrique Dau Flores le reprocha al también empresario y fugaz político Manuel Villagómez que lo acuse sin pruebas, en el tema de los intereses en torno a la construcción de la presa El Zapotillo, y que aporte información que desorienta a la sociedad.

En una carta dirigida a MILENIO JALISCO, el ex titular de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) y ex alcalde de Guadalajara, dio respuesta a las imputaciones de Villagómez, aparecidas en la edición del 14 de abril de este diario: "Acusan al empresario Dau Flores de fraude hidráulico".

 Las precisiones: "En los Decretos de 2005 y 2007 el presidente Zedillo reserva, no concesiona , 372 millones 139 mil metros cúbicos de agua para usos doméstico y público urbano en el estado de Jalisco y levanta '…parcialmente la reserva de aguas del Río Verde, a efecto de que parte del volumen de agua reservado al Estado de Jalisco se destine a uso pecuario” (12 millones 600 mil m3). No mencionan los decretos “72 millones para la agricultura”, como dice la nota [...] el decreto de referencia fue emitido en 1995 y modificado en 1997. La reserva total fue de 504 millones 576 mil m3, de ellos, 119 millones 837 mil (23.76%) metros cúbicos  para Guanajuato".

"En la nota se pregunta: ¿Cómo Aristóteles Sandoval se dejó presionar para que el agua de consumo humano se quede para Guanajuato y no para Guadalajara?

En 1995 Aristóteles Sandoval tendría poco mas de 20 años de edad y dudo mucho que en esas fechas hubiera sido presionado con este tema. Reitero, se reservó para uso público urbano en Guadalajara 302.7 millones de m3 anuales y no solamente para Guanajuato".

Se señala:  “Ramírez Acuña y el empresario del agua Enrique Dau Flores, firmaron un convenio en el cual almacenaban 400 millones de m3 con una cortina de 80 metros de altura para darle 120 millones a León, sólo 56 millones para Los Altos y ni una sola gota de agua para Guadalajara”. Anexo copia del acuerdo suscrito en Septiembre de 2005, en el que se podrá confirmar que no refiere nada de lo que la nota señala. Por el contrario dicho Convenio contiene cláusulas muy valiosas para Jalisco".

También alude Villagómez: “Dau Flores, con su experiencia en el negocio del agua, trabajó para que el Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas de la Conagua pretenda eliminar el resolutivo de la SCJN, decisión que es ilegal y que la vamos a combatir, dejando a Guadalajara sin agua: es insólito que la cobardía de los servidores públicos de Jalisco y la traición de los empresarios del agua se esté imponiendo para favorecer a las empresas españolas Peninsular, Abengoa y Hermes de la familia Hank Rhon.  La lucha de los pueblos que pretenden hundir con esta cortina, está en marcha”.

 Responde Dau: "Agradezco a Manuel Villagómez y a ti el que se me atribuya capacidad para influir en las decisiones del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH), integrado por técnicos no solo de CONAGUA sino también de Cenapred, CFE, Sagarpa, Instituto de Ingeniería de la UNAM, del Servicio Meteorológico Nacional, pero debo admitir que no tengo ni he tenido capacidad, e igualmente nunca he tenido la más mínima intención de interferir en las decisiones de ese cuerpo técnico de tan alto nivel. No entiendo si el señalamiento de Manuel Villagómez de que la decisión es “ilegal y que la vamos a combatir dejando a Guadalajara sin agua”, se refiere al dictamen del CTOOH o a la resolución de la Suprema Corte".

 

Agrega: "lo que es evidente para quien conozca un poco de este tema [...] es que la decisión de la Corte, disminuye la capacidad de regulación de la presa y por lo tanto afectaría a todos los usuarios de la misma y la resolución del CTOOH, señalando la capacidad de 911 millones de M3 ampliaría la capacidad de servir a todos los usuarios de dicha presa".

 También refuta el señalamiento: "la cobardía de los servidores públicos de Jalisco y la traición de los empresarios del agua se está imponiendo para favorecer a las empresas españolas”. Su respuesta: "la licitación en la cual se asignó la concesión del Acueducto Zapotillo-León fue convocada y resuelta exclusivamente por la Comisión Nacional del Agua.  Ningún funcionario jalisciense ni empresarios del agua (supongo Manuel Villagómez se refiere a mi) tuvieron intervención alguna en dicha licitación. El señalamiento de cobardía y traición puede calificarse por lo menos como no fundamentado. Por otra parte es conocido, que las empresas Peninsular y Hermes son mexicanas y Abengoa es de origen español, aunque supongo que la empresa que ganó en la licitación de Conagua la concesión del Acueducto Zapotillo-Los Altos-Leon debe ser también mexicana.  Una inexactitud más que se transcribe sin verificar".