Senado reconoce el trabajo de Daniella Giacoman

Con 14 años de pertenecer al ámbito periodístico, su profesionalismo y dedicación fueron homenajeados al recibir el premio de Trayectoria Profesional 2016.
Daniella Giacoman, asegura que esta es una distinción que no esperaba, pero que la motiva a seguir en esta profesión.
Daniella Giacoman, asegura que esta es una distinción que no esperaba, pero que la motiva a seguir en esta profesión. (Facebook Daniella Giacoman)

Saltillo, Coahuila

La periodista Daniella Giacoman Vargas, se describe a sí misma como una mujer necia, una mujer insistente, que hace las cosas una y otra vez hasta que salgan, bien o mal, pero lo intenta, sin embargo no se guarda nada en ese momento en el que está ambicionando hacer algo.

"No sé si sea bueno o malo, pero hago las cosas hasta que ya digo, no se pudo y no se pudo, antes tenía mucho miedo, era muy nerviosa, tenía miedo de todo, pero con el tiempo dije bueno no pasa nada, tienes que cumplir tus metas", expresó.

Con 14 años de pertenecer al ámbito periodístico, su profesionalismo y dedicación fueron homenajeados pues recibió el reconocimiento de Trayectoria Profesional 2016 del Senado de la República, que es entregado por la Asociación Comunicadores por la Unidad A.C.

Asegura que esta es una distinción que no esperaba, pero que la motiva a seguir en esta profesión que le ha dejado muchas satisfacciones.

"Mi maestra fue Marcela Moreno, ella fue así como lo máximo para mí porque yo no sabía nada y ella me fue enseñando y estoy muy agradecida".

Junto con 120 mujeres y hombres más, dedicados a la labor profesional de comunicar en todo el país, Giocoman Vargas recibió el reconocimiento en el Patio del Federalismo, del Senado de la República, evento en el que estuvo acompañada por algunas amigas cercanas.

La comunicadora recuerda sus inicios en el ámbito como colaboradora de Milenio Diario La Opinión Laguna, recién egresada de la universidad ingresó a trabajar convirtiéndose en su casa en la que vivió grandes experiencias.

Fue invitada por una amiga para realizar prácticas profesionales y a la vuelta de un año ya había obtenido su contrato como reportera, aprendió mucho más que en la escuela en la que se formó, cubriendo el área de cultura y espectáculos, para luego pasar a ser editora de estas y otras áreas.

"Mi maestra fue Marcela Moreno, ella fue así como lo máximo para mí porque yo no sabía nada y ella me fue enseñando y yo estoy muy agradecida con ella porque me ayudó mucho, fue muy exigente y muy dura, pero yo pienso que si ella no hubiera sido exigente no hubiera sido lo mismo, no hubiera sido lo que soy ahora", recordó.

Aseguró que pese a su enfermedad, el síndrome de moebius, nunca recibió un trato diferente o preferencial, desde el principio se le hizo saber que era igual al resto del personal, el trabajo así como la exigencia sería el mismo que para todos, algo que fue de mucho apoyo para perder el miedo a hacer bien su trabajo.

Originaria de Monterrey, Nuevo León, la mayor parte de su vida ha radicado en Torreón, Coahuila, del 2002 al 2009 fue su primera etapa en Milenio, luego emigró a Zacatecas donde trabajo en el periódico Imagen y en la Jornada, después por cuestiones de salud radicó en el Distrito Federa, para finalmente llegar a Saltillo, donde lleva ya 2 años como editora de cultura de un periódico local.