Dan marcha atrás en la licitación de cámaras

Ante señalamientos de regidores de PMC y empresarios sobre irregularidades y de que sería una compra a sobreprecio, se decidió repetir el concurso. 
Las 200 cámaras de vigilancia serán instaladas en distintos puntos del municipio zapopano.
Las 200 cámaras de vigilancia serán instaladas en distintos puntos del municipio zapopano. (Milenio)

Guadalajara

Aunque las autoridades de Zapopan aseguraron que se cumplía con todos los requisitos y se trataba de un proceso transparente, ayer aceptaron detener el proceso para la instalación de cámaras de videovigilancia y repetir la licitación, ante los señalamientos de la fracción de Movimiento Ciudadano (PMC) de que se trataba de una asignación irregular y a sobreprecio 

El coordinador de los regidores de PMC, Augusto Valencia, denunció que la compra no se adjudicaría a la empresa que hizo la mejor oferta, sino que se pretendía pagar más de un millón de dólares de sobreprecio.

Ayer, la Comisión de Adquisiciones tomaría una decisión. Los representantes empresariales se sumaron a los reclamos de PMC, cuestionando que no se adjudicara a la empresa que ofrecía el mejor precio. La empresa a la que se pretendía contratar es Equipos y Productos Especializados, que cotizó el sistema en 90.3 millones de pesos. Lo anterior, a pesar de que otra propuesta ofrecía el servicio en 76.2 millones de pesos.

Augusto Valencia López aseguró que no se justificaba la asignación, además que el plazo para mantener el precio de la empresa a la que pretendían beneficiar se venció el 20 de diciembre.También afirmó que una de las tres empresas que presentó oferta sólo sirvió como “palera” y está vinculada a la coordinadora de los regidores del Partido Acción Nacional (PAN), María del Carmen Mendoza.

Por su parte, Daniel Curiel, vicecoordinador del Consejo de Cámaras Industriales (CCIJ), afirmó que la repetición del concurso no es lo ideal, pero al menos impide que se pague el servicio a sobreprecio. Además, dijo que la empresa a la que se pretendía contratar no tiene certificación federal en materia de seguridad. “¿Por qué es delicado el tema? Ustedes se imaginan si no hay una empresa certificada que ponga cámaras y pueda dejar abierto el sistema para que se venda la información”, puntualizó.

Luego de estos cuestionamientos, la oficial mayor, Blanca Noelia Caro, aceptó suspender el proceso y lanzar una nueva convocatoria. Más tarde, en conferencia de prensa, el director de Innovación y Gobierno Electrónico, Rodrigo Herrera, rechazó que se hubiera decidido reponer el procedimiento de adquisición porque los regidores de oposición descubrieron irregularidades. Aseguró que las indicaciones del presidente municipal, Héctor Robles, son que se lleve a cabo un concurso transparente, por lo que se repetirá las veces que sea necesario, hasta que todas las partes queden satisfechas. Relató que al lanzarse las bases del concurso se interesaron 31 empresas, pero sólo tres presentaron una oferta para la instalación de 200 cámaras en el municipio.