Estudiar, un sueño poco común en los niños

Con tan sólo 11 años, Josué desea seguir en la escuela hasta acabar la universidad, pues aseguró que quiere superarse y no ser como su papá, que tiene que buscar entre la basura para sobrevivir.
Josué lleva más de 5 años siendo residente de Casa Puente del DIF Torreón.
Josué lleva más de 5 años siendo residente de Casa Puente del DIF Torreón. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Josué lleva más de 5 años siendo residente de Casa Puente del DIF, él ayudaba a sus padres en la pepena de material para reciclar.

Con 5 hermanos, lo que gana su papá no alcanza para comer, por eso tenía que salir a trabajar.

"Me quiero superar, quiero tener hijos y que ellos puedan tener comida, estudios y puedan jugar".

Vecino de Zaragoza Sur, sueña con estudiar y llegar a la universidad, anhela ser científico para armar robots, pide que los padres de familia no tengan hijos si no los van atender, cuidar, educar y mantener.

"La gente de Casa Puente me rescató, ya no salgo a buscar entre la basura las botellas de plástico o de aluminio, aquí me dan comida, juego con otros niños, aprendo y me llevan a la escuela, además le dan despensas a mi familia".

Josué tiene 11 años, compartió que sus hermanos tienen 1, 3, 4, 10 y 12 años. "Sólo mi hermano mayor y yo salimos a buscar entre la basura plástico o aluminio".

Fueron las camionetas del DIF quienes lo trajeron a esta casa, que ahora ya ve como su segundo hogar, Josué vive en Zaragoza Sur con sus padres.

Su padre antes se dedicaba a recolectar botellas de plástico, ahora trabaja en una maquila que hace cables a los autos, sin embargo, tampoco le pagan muy bien ahí y por eso sigue de residente en esta casa, hasta que su padre pueda comprobar que es capaz de mantener y educar a sus hijos.

Josué le ayudaba a su papá en la pepena durante el fin de semana, desde la mañana hasta las tarde, todo el día era de andar entre la basura, buscando plástico y aluminio. "Mi papá me daba 50 pesos por ayudarle esos 3 días, él sacaba a la semana 500 pesos".

A sus 11 años narró que en vez de jugar como lo hacen otros niños de su edad, él tenía que levantarse temprano los viernes, sábados y domingos para ir a la pepena.

Próximamente saldrá de sexto grado de primaria, quiere seguir estudiando la secundaria, la preparatoria y llegar hasta la universidad.

"Sólo mi hermano mayor y yo salimos a buscar entre la basura plástico o aluminio".

Josué dijo que no quiere ser igual a su papá, que por no estudiar tiene que andar buscando entre la basura cosas. "Me quiero superar, quiero tener hijos y que ellos puedan tener comida, estudios y puedan jugar".

Josué mandó un mensaje a los padres que tienen hijos, "Yo les pediría a todos los papás que no tengan hijos si no los van atender, cuidar, educar y mantener".

"Y si ya los tienen, que no se los lleven a trabajar, que no los obliguen a andar en la basura buscando plástico o aluminio, los niños debemos estudiar, no trabajar. Además pueden enfermarse andando en la basura", concluyó.