Custodian la Nacional; "olvidan" la de Reynosa

Los operativos de seguridad continúan en algunos puntos de la carretera que lleva a Ciudad Victoria, Tamaulipas, pero esto no ocurre en la arteria que conduce a la ciudad fronteriza.

Escobedo, Allende y Montemorelos

Mientras que en la carretera Nacional se pudieron observar algunos operativos de seguridad en Allende y Montemorelos, en la carretera que conduce a Reynosa se notó la ausencia de los mismos.

Desde el inicio hasta el kilómetro 29 de la carretera a Reynosa, metros antes del campamento de la Policía Federal, no se observó ninguna unidad.

Aunque el punto de revisión estaba activo, no había elementos federales en la zona, se observó sólo una patrulla estacionada.

Algunos automovilistas denunciaron esta situación, cuando la mayoría de ellos se dirigía hacia Tamaulipas.

“Sí venimos con temor, pero tenemos confianza de que más adelante haya revisión.

“Está muy mal, andan por ahí escondidos. De aquí de Cadereyta a Reynosa ya no hay ni las patrullas que andaban por ahí.

“Hablando del punto de revisión no hay ni una”, expresó un automovilista.

En el lugar se observó el tránsito de dos unidades del Ejército Mexicano, sin embargo su patrullaje no era constante.

En tanto, en la carretera Nacional, de Monterrey a Montemorelos, elementos de Fuerza Civil mantenían este viernes dos retenes de seguridad, los cuales sumaban un estimado de ocho policías.

A la salida de la capital de Nuevo León, el primer filtro se encontró en Allende hacia Ciudad Victoria con cuatro elementos de Fuerza Civil. Por el sitio los automóviles eran observados por los uniformados, quienes detenían a algunos para revisión de rutina.

Otro de los retenes se encontró poco después de la cabecera de Montemorelos. Éste se ubicaba en sentido contrario, es decir, hacia Monterrey.

En el filtro, los elementos realizaron un espacio con conos para inspecciones. Fuera de eso, sólo se pudo determinar a una camioneta que resguardaba la vía de manera itinerante.

En lo que va del mes, al menos tres casos se han presentado de personas que han sido víctimas de la delincuencia al viajar a Tamaulipas.

El primero de ellos, el asesinato de la pequeña Melany, la desaparición de la familia López Ramírez en Ciudad Victoria y la del joven Juan Carlos Zertuche Perales, cuando se dirigía a Valle Hermoso.