Curtidores afirman que sí se perderán empleos

Dueños de las tenerías afirman que tendrán que despedir a las personas que tenían contratadas para realizar los procesos húmedos y no hay lugar para reubicarlos en esas empresas.
El drenaje luce clausurado al frente de los negocios.
El drenaje luce clausurado al frente de los negocios. (Arturo Andrade)

León, GTO.

A pesar de que no se opusieron a que los drenajes de sus tenerías fueran clausurados, los curtidores lamentan que se haya tomado esa decisión, pues insisten en que sí habrá pérdidas de empleos.

En la tenería de don Samuel Aviña, podrían quedarse tres personas sin empleo luego de que ayer fuera bloqueado el drenaje de ese lugar.

Esta tenería está ubicada en la calle Noriega de la colonia Obregón y desde muy temprano personal del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), acudió a cerrar el drenaje, pues en las muestras analizadas, se detectó excedente de PH y Conductividad.

Ante esto, el señor Samuel Aviña Tavares, acudió a las instalaciones de SAPAL, para tratar de llegar a algún acuerdo y que su salida de drenaje fuera destapada, pero no lo consiguió y por ello, la decisión que tendrá que tomar, es que tendrá que despedir a tres de las personas que trabajaban en su tenería.

“Fui a manifestarme a decirles que ya estamos cumpliendo con el proceso de desmantelar los paletos y aún así dijeron que no, ya tenemos como quince días que no encalamos, no curtimos ni nada”, asegura.

Samuel Aviña, dijo que no podrá ubicar a estas tres personas en otro puesto, pues ya están ocupados los demás puestos.

Desde hoy, mandará a maquilar el proceso húmedo a otra tenería. Él quisiera cambiarse ya a uno de los parques industriales en los que SAPAL sí permite que se desechen los líquidos al drenaje, incluso ya tiene el terreno, por Santa Croche, pero no cuenta con dinero para edificar un nuevo negocio.

“Lo que me hace falta es dinero para fincar allá para por lo menos cambiar la parte del proceso, que es el proceso húmedo, el encalado y el encurtido que es lo que no se puede hacer aquí, pero no tenemos los recursos por eso no nos hemos ido para allá”.

En la colonia Industrial, fue cerrada también la tenería Anguiano, donde prevén que podrían despedir a al menos 12 personas.

Hasta ayer por la tarde, el dueño había acudido a negociar con SAPAL, para ver si reabrían el drenaje y evitar así los despidos.

Miguel Ángel Anguiano, hermano del dueño, aseveró que unas doce personas serán despedidas, pues ya no cuentan con dinero, ni con un puesto en cuál reubicarlos.

La única opción es maquilar el proceso húmedo, pero lo cobran caro y además no permiten que ninguno de sus trabajadores lo haga, para por lo menos ya no pagar la mano de obra.

“No tenemos dinero para reubicarnos. Ahora sí no sabemos qué vayamos a hacer, porque dinero no tenemos y te sale muy caro allá”.