Pedirán no aumente peaje de la Saltillo-Monterrey

El Diputado Ricardo Saldívar, considera que es necesario que las tarifas sean revisadas pues asegura son muy altas. También solicitarán se revise la seguridad de la autopista.
Libramiento de la carretera Saltillo-Monterrey
Además se pedirá que antes de autorizar los aumentos de cuota de peaje se revise la seguridad con la que cuentan quienes circulan por las autopistas. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Las diputadas y los diputados coahuilenses resolvieron por unanimidad pedir a la Secretaría De Hacienda y Crédito Público y a la Secretaría De Comunicaciones y Transportes reconsiderar la autorización del aumento en las cuotas de peaje de la autopista Saltillo-Monterrey.

Ricardo Saldívar detalló que desde el día 14 del este mes la empresa concesionaria Isolux-Corsán, incrementó el costo de la cuota de peaje de 69 pesos a 77 pesos.

El Diputado Ricardo Saldívar propuso ante el pleno del Congreso el exhorto, pues considera que es necesario que las tarifas sean revisadas pues son muy altas para las condiciones en las que se encuentra la autopista.

“Es necesario que los automovilistas que utilizan esta vía tengan garantizada su seguridad, que la autopista sea alumbrada, (…) vamos a solicitar a la Secretaria de Hacienda que procuren ver el modo de echar para atrás el aumento que autorizaron en esta autopista que además de ser una de las más inseguras, es una de las más caras”, expuso.

Además pedirá que antes de autorizar los aumentos de cuota de peaje se revise la seguridad con la que cuentan quienes circulan por las autopistas.

Comentó que si cree que sea posible que puedan cambiar la tarifa de la autopista Saltillo-Monterrey, para ello buscarán un acercamiento con el congreso de Nuevo León para que se una a la petición de la rebaja de la tarifa y de las condiciones de seguridad, así mismo pretenderá un acercamiento con los Senadores para que apoyen esta propuesta.

Detalló que desde el día 14 del este mes la empresa concesionaria Isolux-Corsán, de origen español, incrementó el costo de la cuota de peaje de 69 pesos a 77 pesos, en promedio un 11.5 por ciento más, lo que generó inconformidad de miles de automovilistas que diariamente y con gran frecuencia hacen uso de esta vía.

De igual manera las cuotas para otros vehículos se incrementaron, para las motocicletas se aumentó a 34 pesos; para autobuses 128 pesos y para los camiones de carga de hasta siete o nueve ejes 202 pesos.

Agregó que pese al incremento no se realizado ninguna mejora a las condiciones de seguridad de la misma, “consideramos muy injusto para los usuarios, que se haya atendido la solicitud del concesionario cuando los hechos demuestran su desatención a las necesidades de mantenimiento y mejoría de las condiciones de la autopista”.

Se pedirá a la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes reconsideren la autorización del aumento.

Recordó que en reiteradas ocasiones, en legislaturas anteriores, se han emitido otros exhortos a las dependencias normativas a que se realicen las obras necesarias para evitar que los deslaves de las serranías próximas a la autopista, ya que representa un  peligro para los automovilistas.

“Casualmente unas horas después de que se empezara a cobrar este último aumento se produjo un deslave que impidió por varias horas el tráfico vehicular, ya que no existía en el lugar la barrera de contención necesaria para impedirlo”, destacó.

Por ello se pedirá “de manera respetuosa, pero también muy enfática” a la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes reconsideren la autorización del aumento a la cuota de peaje concedido a la empresa concesionaria, y a su filial denominada Vial.

En tanto no se realicen las mejoras que requiere para una operación segura y ágil la Autopista Saltillo-Monterrey, “que sigue careciendo de señalización adecuada, de iluminación, pero sobre todo del mantenimiento y las obras preventivas, como los muros de contención para evitar los continuos cierres al tráfico y el alto riesgo que corren los automovilistas que la utilizan”.