Cuña salina en el Pánuco hace inviable el Monterrey VI

Especialista señala como urgente la creación de mecanismos de planeación para el uso racional del agua.
Se relizó una reunión de análisis y evaluación del llamado proyecto Monterrey VI
Se relizó una reunión de análisis y evaluación del llamado proyecto Monterrey VI (Aristeo Abundis)

Pánuco

La nueva ley general de aguas que está por entrar en vigor no contempla la recuperación de cuencas a través de la reforestación aguas arriba de cuencas como la del Pánuco, tampoco toma en consideración otros factores que impedirían el uso irracional del agua o la contaminación, aseguró el presidente del consejo de cuenca del río Pánuco.

Durante una reunión de análisis y evaluación, Alfonso Arroyo Amezcua cosideró el proyecto Monterrey VI como un posible detonante que enfrentaría a dos pueblos.

El especialista en hidráulica acompañado de José Luis Hartman, Ramón Rivera Meza y Fortunato Guzmán Rivera también integrantes de este consejo e integrantes de la llamada asociación de usuarios de agua del Río Pánuco aseguró que no hay necesidad de enfrentar a los ciudadanos por el agua si se generan mecanismos de planeación para el uso racional de la misma y se provocan esquemas que permitan su procuración y cuidado es decir la recuperación de las cuencas con reforestación y algunos otros mecanismos como desazolve y dragado para lograr la atracción de lluvias y la captación del vital líquido.

Dijo que es urgente y de manera conjunta se generen acciones para cuidar el agua de manera integral pues puso como ejemplo el deshielo paulatino de los polos seguirá incrementando el nivel de los mares y en consecuencia estos invadirán cuencas hidrológicas destacando que en el caso de Pánuco la salinización o cuña salina ya se encuentra a 10 kilómetros de la cabecera municipal específicamente a la altura de la comunidad de Miravegas en este municipio.

Detalló que la cuña salina ya no permite la productividad de las tierras que se irrigan con agua del Río Pánuco y su avance irá empobreciendo los suelos de la región de ahí que no exista viabilidad para el trasvase de agua del Proyecto Monterrey VI toda vez que se trata de un literal saqueo segundo a segundo las 24 horas del día y durante todo el año durante varias décadas.

Arroyo Amezcua dijo que la percepción es engañosa al observar el caudal del río Pánuco pues en esta época los niveles son asombrosos pero cuando llega el estiaje simplemente no hay capacidad para la distribución de agua.