Cumple Sánchez Espinosa cinco años como arzobispo

Enfoca su trabajo en fomentar las vocaciones sacerdotales
El Arzobispo Víctor Sánchez Espinosa ofició la misa de Miércoles de Ceniza.
Víctor Sánchez. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

Víctor Sánchez Espinosa cumplirá el próximo miércoles 2 de abril cinco años como arzobispo de Puebla. Fue el 5 de febrero de 2009 cuando el entonces papa Benedicto XVI lo designó arzobispo de Puebla, cargo del que tomó posesión el 2 de abril del mismo año en ceremonia realizada en el estadio Cuauhtémoc.

Sánchez Espinosa fue el primer arzobispo que recibió el palio de manos del papa Benedicto XVI en ceremonia realizada en el Vaticano. Durante su arzobispado, Sánchez Espinosa ha visitado las 250 parroquias que forman la arquidiócesis de Puebla.

En el marco de su quinto aniversario como arzobispo de Puebla, el clérigo recordó que el 2 de abril de 2009 tomó posesión ante cardenales, arzobispos, obispos de México y América Latina, más de 40 mil fieles en una emotiva ceremonia que se realizó en el estadio Cuauhtémoc.

En entrevista, Sánchez Espinosa explicó que su trabajo, desde el inicio de su gestión, está enfocado en fomentar las vocaciones sacerdotales y en trabajar por una Iglesia que atienda a los más necesitados.

Destacó que en los próximos años, continuará acudiendo al encuentro de las comunidades bajo la misión continental y las palabras del papa Francisco, quien pide una Iglesia para los más necesitados.

"El próximo 2 de abril se cumplen cinco años al frente de la arquidiócesis. Desde mi llegada estamos en misión permanente. A cinco años, esta iglesia sigue siendo misionera, en sintonía con la misión continental. Yo les digo a los sacerdotes que retomó la petición del papa Francisco que seamos una iglesia pobre, al servicio de los pobres, cercana a los fieles, acogedora, sencilla, esas seguirán siendo las prioridades", comentó Sánchez Espinosa.

Señaló que este año se desarrolla el proceso de renovación de la arquidiócesis de Puebla con el V Sínodo Diocesano, encuentro en el que participan sacerdotes, religiosas y laicos que definirán las acciones que se implementarán para enfrentar los nuevos retos de la Iglesia Católica.

Desde hace 60 años, en la arquidiócesis no se realizaba un sínodo. En el V Sínodo Diocesano participan siete obispos, 97 sacerdotes, 40 religiosas, 44 laicos y 12 observadores.