Cumbre de Líderes promoverá a la capital del estado: Canaco

Previo al arribo de Peña, Obama y Harper habrá visitantes que demandarán servicios.

Toluca

La Cumbre de Líderes de América del Norte que se llevará a cabo en Toluca el 19 de febrero es una oportunidad de venta para el comercio establecido en la peor etapa del año, consideró la presidenta de este organismo, Laura González.

Dijo que aún no les informan si tendrán que cerrar los negocios del primer cuadro de la ciudad y qué tipo de restricciones y medidas de seguridad se llevarán a cabo previo, durante y posterior a esta cumbre, pero esperan que las medidas no los afecten en demasía.

Ya se han dado algunos acercamientos con el ayuntamiento de Toluca en términos generales, donde la presiéntales informó que tratarán de causarles las menores molestias posibles.

Todavía no saben con exactitud las calles por donde pasarán y las zonas con mayores medidas de seguridad porque los tres órdenes de gobierno están haciendo ajustes al programa contemplado para la cumbre.

En su momento, acotó, cuando les definan el protocolo de seguridad que se implementará, los comerciantes establecidos estarán en posibilidades de señalar que tan perjudicial podría resultar.

No obstante, acotó que tienen buena disposición y están receptivos al tema porque saben que el evento permitirá promover a Toluca y previo a la Cumbre habrá muchos visitantes que demandarán servicios, desde alimentación hasta hospedaje, algunos insumos, recreación, entre otros productos que los comerciantes establecidos ofertan.

Por iniciativa propia, acotó, muchos comerciantes ya están haciendo adecuaciones a sus inmuebles para que luzcan bien, resulten atractivos y están tomando las previsiones necesarias para poder atender todos los requerimientos que se presenten.

"Nos interesa darnos a conocer y que la gente consuma, regrese y de buenas referencias de Toluca en otros sitios para que se acerque más gente. Es un momento importante porque previo a estas cumbres hay difusión de la ciudad que se visita y se pone a la vista del mundo" expresó.

Laura González considero necesario esperar a conocer los detalles de todo el evento para fijar una postura, pero es un hecho que por su magnitud se tomarán muchas precauciones de seguridad que podrían alejar a la gente que comúnmente consume.

Destacó que este mes, febrero y marzo son la peor época del año para el comercio establecido porque la demanda baja considerablemente tras los gastos de fin de año.