Cultura del mexicano se opone al combate del cáncer de mama

El director del Instituto Jalisciense de Cancerología, detalló que hay quienes piensan que las mastografías o autoexploraciones son actos impuros lo cual deviene en una baja de detección oportuna 

Guadalajara

Existen un sinfín de factores que no permiten la reducción de casos de cáncer de mama, informó el doctor Adalberto Gómez Rodríguez, director general del Instituto Jalisciense de Cancerología (IJC), al señalar que la cultura del mexicano es uno de ellos, pues todavía hay quienes piensan que las mastografías o autoexploraciones son actos impuros, lo cual deviene en una baja de detección oportuna y, por tanto, en un incremento de casos y de decesos. 

De tal manera que señaló como principal problemática el que las personas no comprendan la magnitud de la enfermedad y permitan que el machismo y diversos prejuicios imperen sobre el cuidado a la salud. 

“Debemos detectar los cánceres oportunamente, pero esa oportunidad conlleva no solamente recursos, no solamente la voluntad y el compromiso de quienes nos decidamos en las instituciones a atender el cáncer, también tenemos que vencer resistencias, reitero, de carácter cultural (…) Todavía hay maridos que no les permiten a sus esposas que vayan a esculcarlas, utilizan esa expresión, y hay quienes piensan que las autoexploraciones son actos pecaminosos que conducen a la degradación moral”, lamentó. 

Afirmó que el 80% de las pacientes que acuden al IJC ya tienen metástasis (propagación del cáncer a otros órganos del cuerpo), por lo que los tratamientos son más costosos e invadidos y, declaró, que la incidencia de ésta patología ha incrementado en un 40%. 

La doctora Aida Araceli Silva García, coordinadora del módulo de oncología del Hospital Civil, ahondó en lo anterior al mencionar que los costos de tratamiento podrían reducirse únicamente con la colaboración de las pacientes, ya que si se atienden en etapa uno, su índice de curación es más alto y probablemente sólo necesite cirugía, pero de atenderse en etapas más avanzadas, la paciente tendrá un índice de mortalidad más alta y su tratamiento constará de cirugía, quimioterapia y radioterapia. 

“Toda paciente que llega la atendemos sin ningún costo, pero indudablemente desde el punto de vista económico y de sobrevida, es mejor una paciente en etapa uno”, dijo Silva García.

DATOS EN JALISCO
-En el 2013 se detectaron 956 casos nuevos y 460 decesos. 
-En lo que va del 2015, se han detectado mil 152 casos y 230 defunciones.