Cuestionarán permiso para el relleno de estero

Analizarán los alcances de la autorización emitida por la propia dependencia federal.
Las obras reducirían el cauce de 70 metros a sólo 20 metros.
Las obras reducirían el cauce de 70 metros a sólo 20 metros. (Cortesía)

Guadalajara

El núcleo Nayarit del Consejo Consultivo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), abrirá una discusión y análisis sobre los alcances de la autorización emitida por la propia dependencia a favor de la Inmobiliaria San Pancho, que pretende construir unos condominios de lujo en la selva, que permite rellenar el arroyo de Los Izotes y el estero de San Francisco y reducir la zona de paso del agua, con graves riesgos de desastres para la población y de extinción para las especies silvestres locales.

Erik Saracho Aguilar, director de Alianza Jaguar AC y representante de las organizaciones no gubernamentales en el seno del consejo, dijo a MILENIO JALISCO que la empresa inmobiliaria, propiedad del estadounidense John Hardesty, ha utilizado un cuerpo de abogados para amedrentar a sus críticos, con demandas y amenazas directas, en busca de desactivar la oposición; sin embargo, la posibilidad de que una tormenta extraordinaria genere daños cuantiosos en el propio poblado ha sido aliciente para enfrentar los intereses millonarios que están en juego.

Saracho Aguilar envió la solicitud de reunión a los miembros del organismo consultivo instituido a instancias de la misma Semarnat, una sesión extraordinaria donde básicamente se abordaría el problema mencionado, con la sugerencia de que estuvieran presentes el personal de la Dirección de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros de la Semarnat, así como de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El titular de la última, Guillermo Haro Bélchez, visitó la zona los últimos días, de acuerdo a un comunicado emitido por la Profepa el pasado 23 de diciembre, no sólo por el caso San Pancho, sino además, por otras denuncias que revelarían que la apropiación de bienes naturales es sistemática en la zona.

“Con objeto de conocer y dar atención a sendas denuncias populares de grupos ambientalistas locales. Acompañado por los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y la procuradora estatal de Protección Ambiental [sic], dieron cuenta de la instalación de una malla ciclónica y la construcción de una obra que obstaculizan el libre acceso a la playa y de un arroyo que desemboca al mar”.

Primero acudió a las inmediaciones del sitio denominado Estero “La Lancha”, donde observó la obstrucción del derecho de vía y acceso a la playa por parte de la empresa Ranchos La Lancha Punta de Mita SA de CV con una malla ciclónica, a su dicho para proteger de maltrato al manglar”.

Posteriormente “se trasladaron al proyecto denominado ‘Bordo de protección El Museo’, promovido por Inmobiliaria San Pancho, S de RL de CV, el cual cuenta con una autorización en materia de Impacto Ambiental, para la construcción en una superficie de 1,528.3 m2 un bordo de protección sobre la ribera norte del arroyo Los Izotes colindante con predio de propiedad privada”.

El precedente de este caso fue una visita del pasado 12 de diciembre, en que personal nayarita de la Profepa “realizó una visita de inspección para verificar que la obra sea acorde a la normatividad ambiental aplicable, y con ello evitar afectación al ecosistema de la zona”.

Los pobladores de San Pancho han solicitado un dictamen de protección civil, pues de acuerdo a sus datos, la reducción del cauce –de 70 metros naturales a 20 m en que lo dejaría la obra de Inmobiliaria San Pancho- ocasionará inundaciones en el asentamiento, por lo cual, hicieron contacto ayer con personal de la dirección estatal, correspondiente a Nayarit.