Cuesta 1 mdp quitar chicles de la Plaza de la República

El gobierno capitalino invierte 75 centavos por cada goma de mascar que tiran y se pega al suelo; retiran más de un millón.
Con la Terminator, trabajadores aplican vapor de agua y un detergente, pero después tallan la acera.
Con la Terminator, trabajadores aplican vapor de agua y un detergente, pero después tallan la acera. (Especial)

México

Los chicles pegados en Plaza de la República se han convertido en una pérdida de recursos para el Gobierno del Distrito Federal. En un año invirtió cerca de un millón de pesos para retirar más de un millón 326 mil gomas de mascar del suelo.

A través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), se realizan cuatro limpiezas por año para retirar chicles de la explanada.

La dependencia informó y que para cada uno se invierten 75 centavos.

Para evitar que el gasto, la Seduvi hizo un llamado a los ciudadanos para que eviten tirarlos en la acera.

“A fin de mantener en las mejores condiciones la explanada de la Plaza de la República y el Monumento a la Revolución, cuatro veces al año se hace retiro de los chicles que la gente tira”, informó Eduardo Aguilar Valdez, titular de la Autoridad del Espacio Público (AEP).

“El mantenimiento de la plaza que consiste en levantar la goma de mascar que los visitantes arrojan al suelo, implica que una cuadrilla de trabajadores, especializados, requieran de maquinaria específica para dejar el suelo impecable.”

Empleados del GDF usan la máquina denominada Terminator, modelo M, que opera a través del vapor de agua y que debe pasar por cada uno de los chicles. Trabaja con una combinación de detergente líquido y removedor que se aplica por medio de una pistola de agua a presión.

Una vez aplicado el detergente y el vapor, los trabajadores deben cepillar con una brocha de acero para retirar completamente las gomas, además de limpiar y desinfectar.

La limpieza se lleva a cabo en los 27 mil 700 metros cuadrados que abarca la Plaza de la República y, según cálculos de la AEP, en cada metro cuadrado los trabajadores deben retirar al menos 12 chicles.

Eduardo Aguilar Valdez señaló que hay preocupación por conservar los espacios públicos de la Ciudad de México limpios y rehabilitados para que sus habitantes y turistas disfruten de la capital, por lo que hizo un llamado a depositar la basura en los contenedores correspondientes.

Tan solo el año pasado se gastaron 295 mil 965 pesos en el retiro de 118 mil 386 chicles, es decir, 2.50 pesos por unidad, en un periodo de dos meses y medio, del 14 al 31 de enero de 2013 en la calle de Francisco I. Madero, en el Centro Histórico.

En 2013, en la calle peatonal de Madero, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal retiró cerca de 8 mil 500 chicles en 40 días.

Incluso en esa vialidad del Centro Histórico se colocaron contenedores para que la gente colocara ahí sus chicles y nos los tirara a la vialidad, pues ello representaba un severo problema.